El PSC siembra Cunit de octavillas en defensa de la alcaldesa

Los buzones de Cunit (Baix Penedès) amanecieron ayer cargados de elogios hacia la alcaldesa, la socialista Judit Alberich. El PSC local repartió a domicilio centenares de folletos que aplauden y alaban la actitud de la regidora, que, además, es senadora por Tarragona, en el conflicto entre la mediadora cultural musulmana empleada municipal, Fatima Ghailan, y la asociación islamista del pueblo. La fiscalía pide entre cinco y dos años de cárcel para cuatro miembros de esa entidad, entre ellos su presidente y el imán de la localidad, por amenazas, coacción y calumnias. La alcaldesa sugirió a Ghailan, mediadora cultural musulmana nacionalizada española, que retirara la denuncia y evitó la detención del imán, según consta en la instrucción judicial. Las octavillas restan importancia a lo que consideran un "conflicto privado" y niegan la existencia de problema alguno en la comunidad musulmana de Cunit.

El comunicado prosigue repleto de parabienes para la senadora, una mujer "humana y sensible a las injusticias" que trató de "evitar la judicialización de la convivencia" durante el presunto acoso a Ghailan. También subraya el apoyo a las víctimas que sufren "cualquier tipo de violencia", sin más especificaciones. Es lo más cerca que ha estado el PSC de amparar a Ghailan, que no ha recibido una sola muestra de apoyo de los socialistas. El PSC se ha volcado en proteger a la alcaldesa desde que Ghailan se quejó de su actitud. El presidente de la Generalitat, José Montilla, defendió a la regidora ante las críticas de Ghailan. El PSC montó un acto con un centenar de asistentes, incluido el líder socialista en la provincia, Xavier Sabaté, para aplaudir el papel de Alberich en el caso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS