Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oliart convoca un consejo urgente para atajar la ola de protestas

La oleada de movilizaciones en defensa de la producción propia y el recorte del número de directivos en RTVE ha llevado al presidente de la Corporación, Alberto Oliart, a convocar al Consejo de Administración de manera urgente y extraordinaria. La reunión se celebrará hoy y el objetivo es intentar atajar las protestas y evaluar las jornadas de paro que han sido ya comunicadas (incluida una huelga total el 3 de marzo).

Los trabajadores se quejan del aumento de la externalización de programas y servicios. Esta práctica ha llevado a dejar en manos de empresas privadas buena parte de la producción de TVE en el área de ficción o en el terreno de los magacines (la ley obliga a que los telediarios sean realizados por el personal de la Corporación). Los sindicatos plantean que se reduzca el gasto en producción externa. "En Prado del Rey, los estudios no están funcionando al nivel máximo", admiten fuentes del grupo estatal. RTVE acaba de anunciar la puesta en marcha de los primeros equipos de transmisión en directo vía satélite, las llamadas unidades terrenas. Durante meses, han estado aparcadas en el garaje. Hasta ahora, las protestas se han focalizado en España directo, considerado el paradigma de la externalización.

Menos directivos

La reducción del volumen de directivos está también en marcha. El Consejo de Administración ha diseñado un proyecto para recortar en un 10% el número de altos y medios cargos, que algunas fuentes cifran en 400. Para llevar a cabo esta misión, el presidente de RTVE ha contratado a Santiago Campos Calvo-Sotelo en calidad de director de Organización.

Tal disminución será más fácil a tenor de lo previsto en la futura Ley General de la Comunicación Audiovisual, que propone transformar la Corporación RTVE es una única sociedad (ahora existen TVE y RNE). Con este cambio se quiere facilitar la operatividad interna y una mayor eficiencia económica de la gestión.

Más allá de la composición del organigrama o los porcentajes de producción propia, fuentes de la Corporación sostienen que lo importante es un nuevo convenio que detalle las fórmulas de disponibilidad y polivalencia de los trabajadores "para que RTVE opere como una empresa del siglo XXI".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de febrero de 2010