Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tarjeta electrónica de transporte suma cinco años de retraso en Vizcaya

La tarjeta electrónica de transporte de Vizcaya Barik, que permitirá la cancelación de los viajes en transporte público sin ningún contacto, acumula ya cinco años de retrasos. La última fecha anunciada por la Diputación para su implantación es el segundo semestre de 2011 y, mientras, surgen enfrentamientos entre las instituciones.

El viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, aseguró el miércoles a la federación que engloba a todos los grupos vecinales de Bilbao que es un asunto que depende del Gobierno y del Ayuntamiento de esta ciudad. Los responsables de Transportes del consistorio bilbaíno replicaron ayer que la tarjeta inteligente se podría poner en marcha "mañana mismo" en esa ciudad y que el Gobierno vasco "no lo ha solicitado".

La implantación de esta tarjeta sin contacto se gestó a principios de la década y en 2004 -años en que se desarrolló una experiencia piloto con 700 personas que la usaron gratuitamente- ya se anunció que se implantaría en 2006. Luego las fechas se han ido retrasando progresivamente hasta que en enero pasado la diputada de Transportes, Pilar Ardanza, la situó en el segundo semestre de 2010.

"Si el señor Gasco quiere, mañana mismo ponemos billete y tarifa única en los medios de transporte que dependen del Ayuntamiento", aseguró el concejal de Circulación y Transporte, Ibon Areso. Agregó que el desarrollo de la tarjeta de transporte sin contacto debe debatirse en el Consorcio de Transportes de Vizcaya, el órgano que financia el metro (un 50% a cargo del Gobierno y otro 50%, por parte de la Diputación) y coordinar las políticas del transporte en este territorio. "No le oído [al viceconsejero Gasco] plantearlo", recalcó Areso.

Proyecto complicado

La Diputación de Vizcaya no entró en polémicas e insistió en un comunicado en que la tarjeta Barik "entrará en vigor en 2011". Explicó que requiere un "complicado" proyecto tecnológico y resaltó que aún desconoce si se sumarán los actuales servicios de Renfe y Feve. La institución foral expresó que tiene "claros" los pasos para ofrecer un buen servicio de transporte público.

Sobre la creación una nueva Autoridad del Transporte en Vizcaya, que sustituirá al actual Consorcio de Transportes y que es otro asunto del que se lleva hablando más de una década, la Diputación destacó que en el convenio de construcción de la línea 3 del Metro -ya en obras y que se extiende a los barrios periféricos de Txurdinaga y Uribarri- "aparece específicamente" la constitución de la Autoridad del Transporte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010