Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bicis de diseño para Madrid

El Ayuntamiento saca a concurso el sistema de alquiler de bicicletas - Tendrán que dar una imagen moderna de la ciudad y ser difíciles de robar

Casi todo lo que ve en este gráfico es ficción. Falta poco más de un año (hasta marzo de 2011) para que Madrid disponga de su sistema de alquiler de bicicletas municipal por el centro de la ciudad. Pero el Ayuntamiento ya ha marcado por escrito hasta el último detalle. Quiere bicicletas de diseño exclusivo, estaciones "de vanguardia", anclajes antirrobo más seguros que los de otras ciudades y un sistema que permita al usuario saber en cada momento dónde encontrar una bici, además de flotas especiales para centros de trabajo o grupos de ocio.

Las futuras 1.560 máquinas del sistema My Bici (nombre del servicio de alquiler) tendrán, como mínimo, cambio de tres velocidades, neumáticos adaptados a la acera y "se valorará especialmente su resistencia al pinchazo", según establece el pliego de condiciones de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que convoca el concurso para implantar el servicio durante los próximos 10 años con un coste máximo de 51,4 millones de euros.

La mitad de las bicicletas públicas de Barcelona fueron robadas en 2009

El documento insiste en que sea difícil desmontar la bicicleta y que se incluyan elementos "antivandálicos" mejores que los de París o Barcelona. No es un capricho. Más de la mitad de las bicicletas públicas de Barcelona (3.300) fueron robadas en 2009.

El Ayuntamiento barcelonés ha tenido que invertir 300.000 euros para contrarrestar el "truco de la llave", una artimaña para engañar al sistema y que compute como devuelta una bici que aún está liberada. Serán identificadas además mediante un chip, como el que llevan las mascotas, que señale dónde están en cada momento.

La EMT decidirá los colores de los vehículos y el tipo de soporte para información y publicidad, cuya gestión y beneficio se reserva la empresa municipal.

Uno de los puntos fuertes del sistema es la relación con los usuarios, a los que esperan tener todo el tiempo informados: a través del móvil, con PDA, web, teléfono gratuito... En la web de My Bici podrán conocer en qué estaciones hay bicis y dónde no y cuál es la estación de alquiler más cercana (de las 120 previstas). Un mensaje al móvil del usuario le informará 10 minutos antes de cuándo debe soltar la bicicleta. El contrato obliga a que las estaciones no se queden sin bicis o sin anclajes más de 45 minutos consecutivos dos veces al día. En caso contrario, la empresa tendrá que pagar una penalización de 1.000 euros por hora. El teléfono gratuito será para las incidencias y se habilitará otra línea, de tarifa local, para el resto de información.

Las estaciones también tendrán que tener un diseño "propio y exclusivo" con una misión: dar una imagen moderna y singular y "un referente vanguardista de la ciudad", según el pliego. Y también deberán reservar espacios previstos para publicidad. Las paradas se distribuirán entre Centro y parte de los distritos de Retiro, Moncloa y Salamanca. Habrá paradas para coger y aparcar bicicletas en el eje Prado-Recoletos, en el parque del Retiro, la Gran Vía o las macroestaciones de Atocha, Sol y Moncloa.

La empresa que ofrezca estaciones cuya energía provenga de placas solares obtendrá más puntos. Los usuarios tendrán que pagar un canon de 25 euros anuales y 30 céntimos por la primera media hora. El contrato contempla la posibilidad de tarifas especiales de fin de semana.

De todos estos requisitos, el que más contará para la EMT a la hora de elegir a la empresa que explotará My Bici tiene que ver con el dinero. El máximo son 100 puntos y se pueden obtener hasta 60 en función de la propuesta económica. Conseguirá hasta 50 la empresa que reduzca el importe de licitación de 51,4 millones hasta un 20%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de febrero de 2010