Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay que respetar la ley"

El juez Pedreira, en el auto en el que rechaza anular las escuchas entre algunos abogados e implicados en el caso Gürtel, sostiene que el juez Garzón no actuó "arbitrariamente". Y al respecto recuerda que "algunos de los abogados intervientes han actuado simultáneamente como abogados y como imputados".

Aunque la defensa es un derecho fundamental, "en todas las épocas y en todos los tiempos", subraya Pedreira, "el abogado tenía el deber de respetar la ley". El juez declara que no cabe aplicar en este caso, como demandan los abogados, la doctrina del árbol envenenado que todo lo contamina. Ya que muchas de las pruebas incriminatorias fueron obtenidas con anterioridad a esas escuchas. Según Pedreira, son pruebas "ineluctablemente descubiertas de fuentes sin tacha, como son las operaciones de vigilancia y seguimientos [policiales] realizados antes de la decisión" de acordar los pinchazos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 2010