Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los controladores auguran más retrasos en Semana Santa

AENA asume que la actual programación de abril no vale

Un durísimo comunicado de una asociación profesional minoritaria de controladores puso ayer de manifiesto las dificultades que tendrá AENA en Semana Santa si no hay antes un acuerdo sobre el nuevo convenio. La Asociación Profesional de Controladores Aéreos de España (APCAE), que hasta ahora se ha enfrentado al sindicato USCA, al que está afiliado el 95% de los controladores) vaticinó ayer que "sin un nuevo convenio colectivo y sin horas extraordinarias" cuando llegue Semana Santa tendrán que "soportar de nuevo el peso de la sospecha de otra huelga encubierta".

Si de nuevo se dan incidencias como las de las navidades, que el Gobierno atribuyó a una huelga encubierta y los controladores a una mala programación, no será según APCAE porque haya "medidas de presión", sino por la "incapacidad del ministro de Fomento y los directivos de AENA" para negociar.

"Esto no ha hecho más que empezar", dice una asociación minoritaria

La cuestión es que el 31 de marzo (víspera de Jueves Santo) caduca el acuerdo de prolongación de jornada, que al haber sido denunciado por AENA el pasado año no mantendrá su vigencia, según explica la empresa pública. Sin ese pacto y sólo con la jornada prevista en el convenio (1.200 horas anuales para los que trabajan a turnos) no habrá personal suficiente para dar el servicio, con lo que hay una probabilidad alta de que haya retrasos en los vuelos a partir de esa fecha.

Una portavoz de AENA asume que con la programación realizada para abril sin horas extras es imposible que salga el trabajo, si bien matiza que los turnos se han publicado (el convenio obliga a 90 días de antelación) a expensas de lo que suceda en la mesa de negociación.

AENA sólo contempla como solución que haya acuerdo para un nuevo convenio antes de que acabe marzo. "No hay más alternativa que el acuerdo. Confiamos en ello", dice una portavoz. De momento continúa la negociación, si bien nadie refiere avances. "Si hay voluntad, se firmará" el convenio, afirma el portavoz del USCA.

Un cierto optimismo que no todos comparten. "Los próximos meses van a ser duros para todos porque esto no ha hecho más que empezar", añadía el comunicado de APCAE. Fuentes de esa asociación explican que las "declaraciones difamantes" que atribuyen en su texto al ministro de Fomento, José Blanco, les "han unido como una piña", pese a que muchos discrepan de las actuaciones del sindicato USCA, rechazan cualquier medida de presión que afecte al tráfico aéreo y abogan por "poner orden en el caos de AENA".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 2010