Reportaje:

Un libro avala que el chotis 'Madrid' no lo creó Lara

El Consistorio edita el volumen que afirma que un exiliado compuso la letra

Es el chotis más famoso. Lo tiene todo, el tono, la letra, la ciudad más chulapa... "Cuando llegues a Madrid, chulona mía, voy a hacerte emperatriz de Lavapiés; y alfombrarte con claveles la Gran Vía, y a bañarte con vinillo de Jerez...", decía la letra. Su autor, el músico mexicano Agustín Lara, tiene hoy en su homenaje una estatua en el corazón de Lavapiés, el barrio más castizo de aquel Madrid que retrataba con su cadencia tan característica la canción. El mejor homenaje al padre de aquel himno.

O no. Porque según un libro sobre la Gran Vía que acaba de editar el Ayuntamiento, Lara no compuso ese chotis. Ni siquiera había estado nunca en Madrid cuando se le atribuyó la autoría del texto. El escritor Raúl Guerra lo explica en las páginas de la publicación municipal muy clarito. Lo que no lo está tanto es lo contrastada que está la información. Pero su autor la defiende.

El verdadero autor murió pobre, exiliado de su casa y sin reconocimiento

Según el libro del Ayuntamiento, Agustín Lara compró los derechos de la canción a un antiguo músico de la Banda Municipal de Madrid que vivía en el exilio mexicano, Rafael Escalona. El hombre vivía pobre como las ratas con su mujer enferma, a la que adoraba y veía consumirse en su padecimiento. Para amenizarle el mal trago que pasaba, para recordarle sus años felices en España, le compuso el famoso chotis. Por eso, cuenta Guerra, en la letra original se decía "cuando volvamos a Madrid", en vez de "cuando llegues a Madrid", como alteró, supuestamente, el propio Agustín Lara.

"El exiliado de la banda municipal le hizo de negro para escribir el chotis. A mí me lo contó una persona que ha defendido mucho los derechos de Rafael Escalona", explica Guerra. El escritor, sin embargo, remarca que Lara, presuntamente, pagó por los derechos y que, por tanto, "está cumplido el pacto".

De ser cierto lo que el propio Ayuntamiento publica, quizá debería plantearse rendir un homenaje al verdadero autor del chotis, y más tratándose de un músico de la banda municipal. El primero en darse cuenta de que el libro señalaba a Agustín Lara como "plagiador" fue el concejal de Izquierda Unida Ángel Lara. El asunto pasó por la comisión previa a pleno y ahora el Ayuntamiento se ha comprometido a estudiar el caso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Lo que habría que hacer es tratar de restablecer la memoria del autor verdadero. No digo que le quiten los honores a Agustín Lara, pero que sí se reconozca la historia", pide el concejal de IU.

Huelga decir, que como tantos otros negros -trabajadores anónimos a sueldo de la gloria de otro- de la historia, Rafael Escalona y su mujer, según el libro, murieron pobres, exiliados de su casa y sin reconocimiento.

Agustín Lara (a la derecha) y el barman Perico Chicote, en 1964.
Agustín Lara (a la derecha) y el barman Perico Chicote, en 1964.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS