Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los problemas de los inmigrantes

España recibe la cifra más baja de inmigrantes de los últimos tres años

La llegada de 'sin papeles' cae más de un 80% respecto a los datos de 2006

En pleno debate por la negativa del Ayuntamiento de Vic (Barcelona) a empadronar a sin papeles, el ministro del Interior afirmó ayer que la "inmensa mayoría" de los inmigrantes "son personas decentes y honestas". Justo el día en que Mariano Rajoy apostó por el endurecimiento de la Ley de Extranjería durante un mitin en Palma de Mallorca, el ministro pidió que no se distorsionara la imagen de los inmigrantes, a pesar de que el número de expulsados por tener algún vinculo con la delincuencia aumentó un 36,4%, pasando de los 5.564 de 2008 a los 7.591 del año pasado. España recibió en 2009 la cifra más baja de sin papeles de los últimos tres años.

Rubalcaba presentó ayer el balance de la lucha contra la inmigración ilegal y anunció que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado interceptaron el año pasado a 7.285 inmigrantes irregulares que intentaban entrar en España a través de embarcaciones, un 45,7% menos que en 2008 y un 81,4% menos que en 2006, uno de los peores años en la lucha contra la inmigración ilegal, cuando recibió a 39.180 personas en sus costas.

Frente a la crítica del líder del PP a los "papeles para todos", Rubalcaba se limitó a enunciar la única posibilidad que tienen los extranjeros para acceder a España, enfrentándose así al trabajo que desempeñan las mafias: "Si alguien quiere venir a España, que lo haga por los cauces legales; si no, lo repatriaremos", advirtió.

También combatió las críticas de la oposición, que acusa al Gobierno de ser demasiado laxo en su discurso sobre inmigración: "No podemos bajar la guardia", recordó, porque "la crisis ha tenido efecto sobre la inmigración ilegal que entra desde Iberoamérica", aunque la que proviene de África "sigue aumentando".

El número de inmigrantes llegados en cayucos a Canarias ha bajado espectacularmente. Interior calcula que durante cuatro meses no llegó ninguna embarcación al archipiélago, y también destaca que no vino ningún cayuco procedente de Senegal.

La Península y Baleares superan el balance del año anterior y registran un 18,7% más de inmigrantes contando con Ceuta y Melilla. Éstas han interceptado un 8,4% menos. Las repatriaciones desde España cayeron un 18,4% hasta llegar a las 38.129.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 2010