Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euforia en el PP por el primer anuncio de victoria en Andalucía

Los populares confían en recuperar Castilla-La Mancha, Aragón y Baleares como paso previo a La Moncloa

La mejor noticia para Javier Arenas en los últimos meses le pilló en Palma de Mallorca, en la interparlamentaria del PP. Después de unas cuantas semanas en las que el partido parece mejorar de ánimos, llegó la primera encuesta relevante, realizada por un organismo oficial y por tanto no controlado por los populares, que augura que están por delante en Andalucía. Esta comunidad es clave no sólo porque el PSOE gobierna allí desde 1982 y el PP lo ha intentado todo sin éxito -los socialistas renovaron la mayoría absoluta en 2008, con Manuel Chaves, que luego dejó la presidencia a José Antonio Griñán-, sino porque al coincidir las elecciones con las generales, un empate virtual o una victoria del PP en este feudo socialista sería casi una garantía de que Mariano Rajoy le ganará las generales a José Luis Rodríguez Zapatero.

El PP, que perdió las elecciones andaluzas por 9,5 puntos, le saca ahora 1,6 al PSOE

Estos datos provocaron una gran euforia no sólo en Arenas sino en toda la cúpula marianista, reunida en Palma de Mallorca. Los populares arrancan aquí su estrategia de 2010, centrada en preparar el camino para las autonómicas y municipales de 2011, claves para este partido en la oposición. La victoria por 150.000 votos en estos comicios, en 2007, animó mucho al PP, pero después el PSOE les volvió a derrotar en las generales de 2008. Los populares creen que con la crisis, que en su opinión pagarán los alcaldes y presidentes socialistas y no los populares porque el electorado responsabiliza del paro a Zapatero y no a los líderes locales, las elecciones de 2011 pueden darles una gran alegría. De hecho, sus expectativas máximas pasan por recuperar en 2011 tres comunidades.

La más factible, según analizan, aunque la distancia es grande, es Castilla-La Mancha. Dolores de Cospedal, con el plus que le da aparecer en todos los medios nacionales como secretaria general, avanza lenta pero segura en las encuestas. También creen tener posibilidades en Baleares, donde la mayoría absoluta siempre está cercana. Y hay muchas expectativas puestas en un Gobierno PP-Par en Aragón, ya que el socialista Marcelino Iglesias ha decidido no presentarse a la reelección. El PP apuesta aquí por Luisa Fernanda Rudi, ex presidenta del Congreso.

La encuesta andaluza que tanto animó al PP es demoledora para el PSOE. El mapa electoral de Andalucía daría un vuelco de celebrarse ahora unos comicios autonómicos. El PP ganaría por 1,6 puntos, con el 43,2% del voto estimado frente al 41,6% de los socialistas, según el Barómetro de Opinión Pública de Andalucía 2009, que hizo público ayer el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA). En las elecciones autonómicas de 2008 la distancia fue casi de 10 puntos a favor de los socialistas, que obtuvieron el 48,19% de los sufragios frente al 38,63% de los populares.

La crisis económica arrastra al Gobierno de la Junta y al Gobierno central. Aunque no es la primera vez que una encuesta da la victoria a los populares en Andalucía, sí lo es respecto a un trabajo de un organismo con dependencia oficial como el IESA.

Lo más llamativo del sondeo es el fuerte deseo de cambio de Gobierno que expresan los preguntados (61,7%), y la indiferencia ante el relevo de Chaves por José Antonio Griñán en la Junta, así como el suspenso a su gestión. Un 39,5% piensa que Griñán no va a variar nada y un 18,5%, que algo; pero el 57% opina que debería cambiar mucho su política. En la valoración de líderes no se ha incluido a Chaves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 2010