Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Honduras debate una amnistía por el golpe de Estado

El Congreso de Honduras comenzó ayer a debatir un proyecto de amnistía general tras el golpe de Estado del pasado 28 de junio, cuando un grupo de militares sacó de la presidencia, a punta de pistola, al mandatario Manuel Zelaya. El proyecto se limita a los delitos políticos cometidos antes, durante y después de los hechos del 28 de junio y no incluye a los militares hondureños, seis de los cuales fueron acusados por la fiscalía por abuso de autoridad y expatriación ilegal de Zelaya.

La amnistía incluye delitos como traición a la patria, terrorismo, violencia, abuso de autoridad y vandalismo. Durante la discusión en el Congreso, los diputados podrían incluir el delito de expatriación ilegal de Zelaya, a quien la amnistía le permitiría dejar su trinchera de la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra refugiado desde el 21 de septiembre pasado.

El presidente electo, Porfirio Lobo, que tomará posesión del cargo el día 27, ve en este proyecto el camino para acabar de una vez por todas con la crisis política que afecta al país, reconciliar a la sociedad y lograr el reconocimiento internacional que aún no tiene pese a haber ganado los comicios de noviembre. Lobo abogó por que los diputados aprueben "cuanto antes" la amnistía que, dijo, "es una exigencia internacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 2010