Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botín bautiza con la marca Santander sus 1.300 oficinas británicas

Un Emilio Botín desbordante de satisfacción desveló ayer en una sencilla ceremonia en Tottenham Court Road, en el centro de Londres, la primera oficina de Abbey Bank rebautizada con la marca Santander. Ayer, 350 oficinas de Abbey y de Bradford & Bingley se transformaron en Santander y a finales de enero ya serán 1.000. En el segundo semestre se transferirán también las sucursales del tercer banco británico del grupo español, Alliance & Leicester, y a finales de 2010 las 1.300 oficinas que posee el Santander en el Reino Unido operarán con esta marca.

Botín, acompañado por el consejero delegado del Santander en el Reino Unido, el portugués Antonio Horta-Osório, y el piloto británico de Fórmula 1 Lewis Hamilton, destiló euforia en la breve rueda de prensa que siguió a la inauguración. "Cuando el Banco Santander compró Abbey en 2004, algunos dudaban de que pudiese ser una historia de éxito. Hoy no cabe ninguna duda", añadió. "El Reino Unido ha jugado un papel destacado en el éxito del grupo en los últimos cinco años. Hoy somos el cuarto banco del mundo por beneficios, detrás de los tres grandes bancos chinos, y somos el mayor banco del índice Eurostoxx, en parte gracias a la buena evolución del negocio en este país", subrayó.

El presidente del Santander auguró unos resultados "muy buenos" por el pasado ejercicio, que se darán a conocer el 5 de febrero. El banco ha destinado 30 millones de libras (33,3 millones de euros) al cambio de marca en el mercado británico, que ha coincidido con el lanzamiento de una cuenta corriente que permite a los clientes con una hipoteca tener un descubierto de hasta 1.000 libras (1.110 euros) sin gastos. Aunque deberán abonar un interés del 12,9%.

Recompra de bonos

[Por otro lado, el Santander invitó ayer a los titulares de bonos subordinados a presentar ofertas de ventas en dos operaciones por un importe conjunto de 3.260 millones de euros con el fin de "mejorar la estructura de recursos propios y fortalecer el balance de la entidad", informó a la CNMV.

La primera oferta se dirige a bonos subordinados, tanto perpetuos como con vencimiento, que cotizan en las Bolsas de Londres y Luxemburgo, por 2.505 millones. La segunda se dirige a bonos subordinados con vencimiento, cotizados en Londres y Nueva York, por 1.177,6 millones de dólares (755,5 millones de euros)].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de enero de 2010