Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Final millonario para el divorcio de Ellen Barkin

Su marido, magnate de Revlon, le pagará 3 millones

El divorcio de la actriz Ellen Barkin y el magnate de Revlon Ron Perelman ha sido uno de los más sonados y amargos del mundo de las celebridades. Ayer, una juez de Manhattan cerró el último episodio de una batalla que ha durado más de tres años. El multimillonario presidente de la compañía de cosméticos deberá pagar más de cuatro millones de dólares (unos tres millones de euros) a la protagonista, junto a Al Pacino, del thriller erótico-policiaco Melodía de seducción.

Barkin, de 55 años, había denunciado a su ex marido por romper la promesa que le había hecho de invertir en una compañía de producción que la actriz había fundado junto a su hermano, George Barkin. Según los abogados de la actriz, Perelman había aceptado en 2005 hacer cuatro inversiones monetarias de diferente cuantía en 2006 y 2007. Pero eso fue cuando Barkin era todavía su esposa.

Ha sido uno de los más sonados y amargos del mundo de los famosos

La pareja se rompía en 2006 y el empresario dejó de ingresar dinero en Applehead Pictures, lo que desató la ira de Barkin que le denunció por incumplimiento de contrato. Los términos del acuerdo estipulaban que Perelman invertiría 3,4 millones de dólares, cantidad que ahora debe de pagar más un 9% de interés por el tiempo transcurrido sin aportar su parte monetaria del contrato.

Aunque mientras una puerta ha sido cerrada, otra permanece abierta. El magnate de Revlon no se ha quedado de brazos cruzados y ha llevado ante los tribunales a los hermanos Barkin porque considera que éstos han dado al dinero un uso distinto al que se había acordado y lo han desviado hacia otra compañía y otro fin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de enero de 2010