CES 2010

Asia releva a Estados Unidos y Europa como primer conusmidor electrónico

La industria de la electrónica pronostica crecimiento cero para 2010, tras la caída en 2009 - Televisores planos, móviles y Blu ray, únicos sectores que crecerán globalmente - Dura caída del consumo europeo

Malos tiempos para la economía blanca. A efectos del consumo electrónico, 2010 será como 2009, crecimiento cero (681.000 millones de dólares), según las macrocifras proporcionadas por la Asociación del Consumo Electrónico (CEA) en la apertura de la feria CES de Las Vegas. El crecimiento cero, o el negativo del 2009, nunca se había dado en la historia del consumo electrónico, pese a que se han vivido otras crisis económicas. Pero ese crecimiento cero va por barrios. En el chino se viven días alegres, con una prevista subida del 10%, y en el suramericano, particularmente en Brasil, un 6%. Los datos negativos destacan en la zona de la Europa occidental (-9%), la del Este (-4%) y en Estados Unidos (-3%). Las macrocfras sólo reflejan lo que se ve por los pasillos de la feria, mucho periodista y expositor chino.

El cambio geográfico del consumo electrónico ha sido espectacular. Hace dos años, Estados Unidos y Europa representaban el 40% del comercio mundial y Asia el 30%. En 2009 ya sólo ganaba por seis puntos y en este se cerrará con empate a 36%.

Si el consumo cambia geográficamente de protagonistas, también los productos no tienen igual predicamento. El caso más espectacular es el del Blu ray, al que se augura un futuro espectacular. Sin embago, los analistas dicen que el mundo será suyo en cuanto empiecem a salir reproductores a 100 dólares y no a 400 como los de ahora. En 2005, el Blu ray movió 15.800 millones de dólares, y cinco años después recaudó 18.500.

En este año que comienza los productos líderes del consumo serán los del año anterior: televisores LCD (ya tiene el 72% de las ventas, frente al 6% de plasma y 22% del resto) y los móviles, que alcanzarán el récord de 1.169 millones de aparatos vendidos.

Globalmene crecerá la venta de ordenadores (el 68% serán portátiles). En Europa será el único producto que aumentará la facturación, mientras que en el otro lado de la moneda, China, crecerán todos (desde las videoconsolas a los Blu Ray).

Los analistas de la CEA han señalado cuatro tendencias para este año: la primera es el 3D, pero en casa. Salta del IMAX y del cine, al televisor casero. Lo que pronostican se palpa en la feria, los fabricantes presentan televisores y gafas para ver las cosas en tres dimensiones. Eso significa nuevas oportunidades para los propietarios de contenidos y, sobre todo, los de deportes. La segunda tendencia del año también va relacionada con el televisor. Es la televisión móvil. En un par de décadas hemos pasado del teléfono móvil, al Internet móvil y ahora a la televisión. Cerca de 800 cadenas locales de Estados Unidos se han unido para impulsar la televisión digital por ondas. FloTV y Qualcomm han puesto a la venta el receptor Mophie, que se adhiere al iPhone para recibir televisión (también sirve de cargador). La tercera tendencia es la aparición de nuevas pantallas, por si nos parecía que había pocas. Es el caso del e-book o e-readers y los anunciados smartbooks. El consumidor tiene a su alcance pantallas que van de las 3 pulgadas a las 60, pero la industria no sabe qué va a hacer con ellas. Es un misterio todavía (por ejemplo, el 65% de los propietarios de un televisor con acceso a Internet, jamás lo ha puesto en marcha). Se da por hecho que el e-reader va a ser algo más que un mero lector de libros, que incorpororá el color y el movimiento, y que el exitoso netbook (cuyos propietarios lo usan mayoritariamente para navegar y consultar el correo) dará paso a nuevos especímenes más o menos híbridos como el tablet, que se rumorea que tiene preparado Apple o los smartbooks, que ya circulan por la feria.

'Apps' o no 'apps'

Si en la noche de los tiempos los españoles aprendimos con Raphael que la "ph" tiene el sonido efe en inglés, y gracias a las señales de tráfico que Stop significaba "pare", en los últimos años el aprendizaje del inglés llega de la mano de la tecnología, gracias a sus marcas globales (Windows, Apple o Google), sus productos (iPhone, iPod) y las tecnologías (Wi Fi, Bluetooh o USB). Es difícil luchar contra la marea. Ni siquiera triunfa que al router se le llame rutero y al blog, blo.

Ahora nos llega "apps". Todo es apps, en Las Vegas e incluso en España, donde Telefónica ha emitido durante las navidades un anuncio sobre apps (así tal cual), o sea, puras y simples "aplicaciones" para el móvil. Puede ser un lanzador de pedos o un programa de contabilidad. Hay donde elegir entre cientos de miles de apps en las tiendas que Apple, Nokia, Microsoft, Google o Blackberry han abierto como pieza clave en su estrategia comercial, de fidelización, más que de ingresos.

Las apps son en esta feria de objetos electrodomésticos y electrónicos los protagonistas de los concursos de novedades del año; es el caso de VooMote o iWavit, apps que convierten a tu móvil en un mando universal para todos los aparatos multimedia de la casa. Su omnipresencia, sin embargo, no ha hecho más que empezar. En Las Vegas se pronostica que las apps van a saltar este año de los móviles a ordenadores y televisores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de enero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50