Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agua del Tajo ya viaja hacia Daimiel

Un trasvase urgente intenta salvar las Tablas y apagar su fuego interior

Villanueva de Alcardete

El agua del Tajo viaja ya rumbo a las Tablas de Daimiel. Un trasvase urgente culminado en tiempo récord ha abierto esperanzas para un parque nacional seco y con un incendio en sus entrañas. El agua viaja desde los embalses de la cabecera del Tajo hasta su cruce con el río Cigüela, y desde ahí hasta Daimiel. Las lluvias de las últimas semanas, sin precedentes en la zona desde 1996, han acelerado y optimizado el plan. Un trasvase de 23 hectómetros en abril fue inútil, al filtrarse el agua en el cauce seco del mismo río. Pero las lluvias y las tuberías auguran un éxito del 90%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de enero de 2010