El vicepresidente se salta el pleno de presupuestos para irse de vacaciones

El PP admite ocho de las 1.500 enmiendas de la oposición a las cuentas

El pleno de la Asamblea de Madrid votó ayer la ley más importante del año: la que recoge los presupuestos regionales para 2010. Pese a contar con 18.383 millones de euros, serán las cuentas más restrictivas de la historia de la Comunidad de Madrid. No hubo sorpresas, porque la ley salió adelante con los votos de los 63 diputados del PP presentes y los tres parlamentarios imputados en el caso Gürtel, que figuran como no adscritos. IU y PSM (51 diputados en el hemiciclo) votaron en contra.

Lo novedoso fue que el vicepresidente regional, Ignacio González, no ocupó su escaño. No asistió a ninguna de las dos sesiones de debate de las cuentas, que comenzaron el pasado lunes, porque ha adelantado sus vacaciones de Navidad. Ni siquiera presenció la parte de los presupuestos que afecta a su área de Gobierno, que se produjo el lunes. Una portavoz del Ejecutivo regional confirmó que González tenía un "compromiso familiar" que le ha llevado a viajar fuera de Madrid. No especificó adónde. La misma portavoz admitió que se trataba de un viaje "privado".

La portavoz del PSM cuestiona la "falta de compromiso" de Ignacio González

Más información

El periodo de sesiones de la Asamblea finalizó ayer y la actividad parlamentaria quedará interrumpida lo que queda de año y en el mes de enero, hasta el próximo 1 de febrero.

"El vicepresidente del Gobierno regional pone de manifiesto su falta de compromiso con los madrileños, cuando ni siquiera ha estado en el debate de los presupuestos regionales", señaló la portavoz socialista, Maru Menéndez. "Supongo que tendrá una causa de fuerza mayor que justifique su ausencia".

Menéndez también recordó que González "ya dio signos de querer salir del Gobierno regional", cuando presentó su candidatura para presidir Caja Madrid, puesto que finalmente ocupará el ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato. "Con esta ausencia, González vuelve a hacer un gesto muy claro de falta de interés en estar en el Gobierno", remachó Menéndez.

En el debate, el PP apenas admitió correcciones a sus cuentas regionales. Sólo aceptó ocho de las 1.500 enmiendas parciales presentadas por la oposición (PSM e IU) y agregó otras 19 de cosecha propia, informa Efe. También se votó la Ley de Medidas Fiscales -también denominada Ley de Acompañamiento-, mejorada con otras ocho enmiendas. Los cambios más importantes en las cuentas son el cambio en las subvenciones a las asociaciones de víctimas del terrorismo, que permitirá que éstas se repartan 301.357 euros, en función de los proyectos presentados y no a dedo, como hasta ahora.

Además, una enmienda consensuada entre socialistas y populares eleva a dos tercios la mayoría necesaria para que el Consejo de Administración de Caja Madrid pueda remover al futuro presidente de la entidad bancaria. Éste requerirá de mayoría absoluta para contar con poderes ejecutivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de diciembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50