Diseño

Ayuntamiento viviente

Un edificio que respira y que, con las estaciones, cambia de piel y de color. Fresco en verano y caldeado en invierno. Así es el nuevo Ayuntamiento de Noain (Navarra), ideado por el estudio de arquitectos Zon-e, y que será -según trepen sus hojas y ramas- una enredadera viviente. Formado por una doble piel traslúcida separada por una cámara de aire que garantiza la disminución del consumo energético y lumínico, el inmueble tiene una celosía que se superpone en el exterior y una gran fachada orgánica por la que trepará la parra virgen (Veitchii). La planta protege al edificio de la radiación solar en verano y sirve, a su vez, de mecanismo refrescante en la calurosa estación. En otoño adquiere unos tonos rojizos y, en invierno, al ser caducifolia, dejará pasar la luz del sol.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS