Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas cree que la retirada de ayudas frenará la recuperación

La situación económica puede haber mejorado y la llamada Gran Recesión puede ser estadísticamente cosa del pasado, pero la recuperación es endeble y la incertidumbre sigue planeando sobre los 16 países de la zona euro, según el informe trimestral sobre el estado de la economía hecho público ayer por la Comisión Europea. La razón del pronóstico reservado estriba en que los descomunales apoyos puestos en marcha por Gobiernos y bancos centrales en todo el mundo tendrán que ser retirados en un futuro por determinar y que el sistema volverá a depender de la capacidad de la banca de aumentar los niveles crediticios.

El documento señala que el incremento del desempleo, aunque ya con menos fuerza, sigue siendo una fuente de preocupación social y económica y recalca que la crisis ha hecho a los ciudadanos más favorables a realizar cambios estructurales en la economía.

En el tercer trimestre del año la economía de la eurozona creció un 0,4% del producto interior bruto (PIB) y puso fin a la serie de cinco trimestres de contracción. Aun así, 2009 cerrará con una caída del 4% interanual. Las exportaciones tiran para arriba, pero el consumo y el crédito, tanto a empresas como a hogares, siguen anémicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de diciembre de 2009