Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un homenaje poco general

Un teniente general de la Guardia Civil ordena su propio y multitudinario desfile de despedida

José Manuel García Varela, teniente general de la Guardia Civil y considerado el primer alto mando de dicha institución, firmó su propio acto de despedida (pasa a la situación de retiro) con la organización de un gran desfile. La orden de servicio 46/2009, que firma el teniente general, especifica el despliegue de compañías, escuadras, unidades motorizadas y aéreas para su acto de homenaje.

Según oficiales consultados, la orden del desfile, celebrado el pasado viernes, supone movilizar cerca de 1.000 efectivos, incluida la seguridad. A ello hay que sumar 14 motos, 12 vehículos, 5 helicópteros (de un total de 20 con que cuenta la Guardia Civil) y un avión (de los dos en activo). El jueves 17 de diciembre se celebró un ensayo.

Las órdenes las firmó el homenajeado, quien precisó detalles en primera persona: "A este acto me acompañarán todos los jefes de zona o jefatura, jefes de servicio y jefes de unidades de entidad similar con residencia en Madrid".

La celebración de homenajes están recogida en dos reales decretos, uno sobre Ordenanzas del Ejército de Tierra y otro de Reglamento de honores militares, pero no especifican la dimensión de un desfile. De hecho, las últimas despedidas de los jefes de Estado Mayor han tenido un carácter modesto.

La oficina de prensa de la Guardia Civil declinó especificar el presupuesto de dicho desfile y argumentó que se trataba de un "hecho rutinario, como tantos otros actos militares". También rehusó especificar cuántas unidades y hombres se han utilizado en otros homenajes parecidos. Para la despedida de García Varela tampoco se autorizó la presencia de medios de comunicación en el acto, aunque estaba presidido por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien igualmente acudió a una cena celebrada en El Pardo y a la que asistieron unos 500 comensales.

Este despliegue contrasta con recientes reducciones presupuestarias dentro de la Guardia Civil, como uso de Internet en cuarteles o gratificaciones, según señaló AUGC, el principal sindicato del cuerpo.

Izquierda Unida tiene previsto preguntar al Gobierno en el Parlamento por los detalles de un desfile "digno de nostalgias imperiales", señaló Gaspar Llamazares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de diciembre de 2009