Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de los asistidos por Cáritas este año son nuevos pobres

El balance de la actividad de Cáritas en Barcelona y su área metropolitana durante 2009 arroja una de cal y otra de arena. Más de un tercio de los que acudieron a esta ONG cristiana en busca de ayuda, el 36%, lo hacían por primera vez. Son nuevos pobres que sufren especialmente la crisis. Por otra parte, el aumento del número de asistidos se ha frenado notablemente. Los asistidos fueron el 84% más que en 2007, cuando sumaban 27.120 personas, pero sólo el 11% más que en 2008. Con todo, la ONG prevé batir su récord y llegar en 2009 a las 50.000 personas.

Entre los nuevos pobres destacan las familias con hijos: este grupo fue el que más solicitudes formuló, el 36%. Se trata en muchos casos de parejas jóvenes que acuden a Cáritas tras perder su trabajo como autónomos o tener que cerrar su pequeña empresa, explicó Mercè Darnell, encargada de asistencia social de la ONG.

"Hay personas que vienen llorando, avergonzadas", contó Emilio, de 46 años, que ayuda en las tareas de la ONG. Es un pequeño empresario que tuvo que cerrar su negocio en 2008: se dedicaba al transporte de piezas de automóviles por Europa y la crisis le tocó de lleno. Padre divorciado y con tres hijos -dos adultos, también en paro, y otro de seis años-, recibe desde hace seis meses un subsidio y colabora con dos parroquias de Sabadell. "Es doloroso ver a la gente, pero gratificante ayudarles", explica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de diciembre de 2009