Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos claman ante su Colegio por el deterioro de la sanidad

Facultativos de Primaria y Hospitales denuncian la "mercantilización" del sistema

La mayoría de los médicos de Madrid están hartos del "deterioro" de la sanidad pública y de su "mercantilización". Se deduce de la insólita petición, ayer en la Asamblea del Colegio de Médicos, de los representantes de los facultativos de Primaria y Hospitales públicos, o sea, la inmensa mayoría de los 36.000 colegiados en la región. Quieren que su órgano de representación profesional les ampare ante la "grave situación" y se levante contra las políticas sanitarias.

Después de una asamblea general accidentada, con acusaciones de tongo en la votación y bronca incluidas, la junta directiva del Colegio de Médicos escuchó ayer una lectura pública de un manifiesto respaldado por las vocalías de Primaria y Hospitales, las de más peso, además de varias sociedades médicas. Miguel Ángel Sánchez, vocal de Primaria, alertó del "deterioro" y la "mercantilización" que sufre la sanidad pública madrileña, debido a los recortes de financiación, la escasez de profesionales y la Ley de Área Única, recién aprobada. El sistema sanitario, aseguran, "está sufriendo un proceso de privatización y mercantilización que cambia los objetivos del modelo diseñado en la Ley General de Sanidad".

Los médicos denuncian unos presupuestos "claramente restrictivos que propiciarán un mayor deterioro", y constatan que Sanidad ha abierto "hospitales infradotados técnicamente" con plantilla de los antiguos hospitales, "dejándolos en precario". Prueba de ello es, añaden, que "todavía se siguen haciendo cirugías programadas y pruebas complementarias en clínicas concertadas y no en las instalaciones del Sistema Madrileño de Salud".Sanidad ya no contrata pediatras en Atención Primaria, denunciaron ayer los médicos. Sólo ofrece a los profesionales un contrato mixto, de forma que se dividan entre Primaria y Hospitales. Las consecuencias: "deterioro asistencial hacia los ciudadanos" y "sobrecarga" de los profesionales. El comunicado critica también que a la situación de escasez de profesionales en Sanidad haya respondido con la jubilación a los 65 (a la que ya ha dado marcha atrás) y con contratos "cada vez más precarios", lo que está aumentando la marcha de profesionales a otras comunidades o al extranjero.

"Cada vez priman más los criterios políticos y economicistas para evaluar o promocionar", aseguran los profesionales, lo que "convierte al médico y a la medicina en una empresa más". La Ley de Libre Elección, que incluye la supresión de las 11 áreas sanitarias actuales para crear una única, también es blanco de las críticas de los médicos, que en el comunicado recuerdan que fue rechazada en su momento por las dos vocalías y por 17 organizaciones profesionales sanitarias. Si llega a implantarse la ley (aprobada en la Asamblea en noviembre), pronostican, los "graves problemas" de la sanidad empeorarán.

La asamblea general aprobó ayer los presupuestos del Colegio para 2010, pero por un margen muy estrecho: 102 votos a favor y 100 en contra. La votación se alargó durante varias horas, porque el sector crítico con la presidenta, Juliana Fariña, echó mano de los estatutos y reclamó la votación secreta, en lugar de a mano alzada. Ya antes de votar varios compromisarios criticaron con vehemencia los presupuestos por ser poco transparentes. Después siguió la crispación: de la urna salieron 210 votos, cuando los emitidos fueron 209. La junta declinó anular la votación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de diciembre de 2009