Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos pide hoy a Clinton que redoble la presión sobre Marruecos

Rosa Díez fue expulsada en El Aaiún de la casa de una activista saharaui

Más presión sobre Marruecos. El jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, se entrevista hoy en Washington con su homóloga estadounidense, Hillary Clinton, a la que animará a hacer más gestiones con Rabat para que flexibilice su postura en el caso Haidar.

Aminetu Haidar cumple hoy 29 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote para poder volver a El Aaiún, la ciudad de dónde fue expulsada hace un mes por la policía marroquí, que también le retiró su pasaporte.

El Ministerio de Exteriores español emitió ayer un comunicado por el que el caso Haidar no figura entre los temas a tratar por Moratinos en Washington, pero el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, dio por hecho, el viernes en Bruselas, que sí será abordado.

La líder de UPyD es la primera diputada opuesta a Rabat que entra en el Sáhara

Las autoridades temen que otros parlamentarios quieran imitarla

Además de Clinton, Moratinos se reunirá con el senador demócrata John Kerry, que preside el comité de relaciones exteriores de la cámara baja de EE UU. Kerry ha sido uno de los parlamentarios que más sensibilidad ha mostrado con el caso Haidar hasta el punto de llamar al embajador marroquí en Washington, Aziz Mekouar, para solicitarle que permita el regreso a El Aaiún de la activista saharaui.

La secretaria de Estado ya llamó el jueves por teléfono a su homólogo marroquí, Taieb Fassi-Fihri, para, según su portavoz, expresarle su "preocupación por la salud de la señora Haidar y el deseo de que se intente resolver este asunto cuanto antes".

Clinton obtuvo el jueves la misma respuesta que, al día siguiente, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que recibió en Nueva York a Fassi-Fihri y le manifestó también su "gran preocupación".

Su interlocutor marroquí les contestó a ambos que Rabat "no hará ninguna concesión en este asunto" porque se trata de un "chantaje" detrás del cuál se esconden Argelia y el Frente Polisario, según declaró ayer Fassi-Fihri al diario libanés An Nahar.

Clinton no ha tratado, por ahora, de ponerse en contacto con el rey Mohamed VI para que dé una salida a esta crisis. El conflicto hispano-marroquí del islote de Perejil quedó resuelto el 18 de julio de 2002 cuando el anterior secretario de Estado, Colin Powell, llamó al monarca alauí y éste dio su acuerdo a la solución propuesta por EE UU con el aval de España.

Si Marruecos no cede sobre el fondo, ayer sí transigió algo en las formas. Por primera vez permitió a una diputada española opuesta a sus planteamientos -Rosa Díez de UPyD- entrar en el Sáhara. Hasta ahora sólo los invitados de Rabat -el último fue, en mayo, el diputado socialista por Almería Juan Callejón- eran bienvenidos.

Díez tuvo dificultades para encontrar plazas en vuelos de compañías españolas que enlazan Las Palmas con El Aaiún, algo que no atribuye "a la casualidad", según comentó a este periódico. Finalmente voló ayer y fue tratada "con educación" a su llegada a la ciudad dónde residía Haidar.

Su objetivo era entregar a los hijos de Haidar -Hayat, de 15 años, y Mohamed, de 13-, así como a su pequeña sobrina, Touta, unas líneas que la activista escribió el jueves en Lanzarote cuando recibió a Díez.

"Os quiero infinitamente y os echo mucho de menos", reza la misiva de Haidar, escrita en francés. "Cuidaos mucho". "Vuestra mamá, que piensa a cada instante en vosotros. Os adoro hasta la locura", concluye. "Con este viaje espero dejar claro que la comunidad internacional tiene la vista puesta en los hijos de Haidar y, de paso, les protege", declaró Díez.Tras cumplir su misión, Díez quiso hacer doblete. Acudió a la casa de Djimi Ghalia, otra activista, pero la policía irrumpió en la vivienda y la expulsó, según explicó.

Su visita a El Aaiún no ha suscitado ninguna reacción oficial marroquí, pero el ministro de Economía y Hacienda, Salhedin Mezzouar, advirtió ayer a los partidos políticos españoles que no utilicen el caso Haidar con "fines electorales". Rabat teme ahora que el ejemplo de Rosa Díez sea seguido por otros parlamentarios.

En la capital del Sáhara, Díez se cruzó con el ex presidente canario, Lorenzo Olarte. Éste declaró allí que Haidar es un "nuevo eslabón (...) de la propaganda que Argelia y el Polisario llevan a cabo", según informó la agencia de prensa oficial marroquí (MAP).

Un mes de protesta y de gestiones diplomáticas

- 13 de noviembre. Marruecos detiene a la activista saharaui Aminetu Haidar a su llegada a El Aaiún y le quita el pasaporte.

- 14 de noviembre. Los marroquíes expulsan a Haidar y la obligan a subir a un avión con destino Lanzarote. Ella intenta volver, pero España no se lo permite sin documentación.

- 15 de noviembre. La activista inicia una huelga de hambre contra lo que considera un "secuestro" perpetrado por Marruecos y España.

- 29 de noviembre. España propone que recupere su pasaporte marroquí, darle asilo político o concederle la nacionalidad pero ella exige volver a El Aaiún.

- 2 de diciembre. Marruecos rechaza la petición española para trasladar a la activista a su territorio.

- 4 de diciembre. España solicita una autorización técnica para volar a El Aaiún con Haidar. Cuando el avión se dispone a despegar de Lanzarote, Marruecos le niega el permiso de aterrizaje.

- 8 de diciembre. Haidar se niega a recibir atención médica.

- 10 de diciembre. La presidencia de la UE pide a Marruecos que respete los derechos humanos. Hillary Clinton presiona al Gobierno marroquí para buscar una solución al caso. Rabat transmite al Gobierno que se trata de "un asunto de honor".

- 11 de diciembre. Marruecos responde que "no" a las gestiones de la ONU para resolver el conflicto. También a las de EE UU. Cayo Lara lee una carta en la que la Casa Real responde a su petición para intervenir en el caso que la gestión de la política exterior corresponde al Gobierno.

- 14 de diciembre. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, viaja a EE UU para reunirse con Hillary Clinton. Aminetu Haidar cumple 29 días en huelga de hambre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de diciembre de 2009

Más información