Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflicto hispano-marroquí

El PSOE no logra apoyos a la moción sobre la activista

El PSOE presentará, finalmente en solitario, su propuesta de proposición no de ley sobre la situación de Aminetu Haidar para que se debata y vote en el pleno del Congreso del martes. Inicialmente, los socialistas plantearon la iniciativa como un intento conjunto de presentar una posición sólida y de respaldo unánime de la Cámara. Sin embargo, cuando empezó la negociación del texto concreto constató las discrepancias y PNV, ERC, BNG, IU e ICV han rechazado finalmente suscribir el texto.

Esos partidos anunciaron ayer que presentarán enmiendas propias al debate. Es decir, que la pretención de mostrar un frente unánime puede terminar en un debate político quizás inconveniente, mientras Haidar siga en huelga de hambre. Y, sobre todo, susceptible de empeorar aún más las relaciones con Marruecos.

El PSOE ha hecho llegar a los grupos parlamentarios su intención de modificar casi totalmente su texto inicial. Para empezar, está dispuesto a incluir una referencia a la "libre determinación" del Sáhara, como está recogido en reiteradas resoluciones del Congreso y de la ONU. Los grupos de la izquierda y el PNV exigen una referencia explícita al reconocimiento del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, lo que plantea problemas para el Gobierno. La última propuesta del PSOE también matiza la petición a la activista para que abandone la huelga de hambre, para intentar centrar la cuestión más en la posición de Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de diciembre de 2009