Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EL JEFE DE TODO ESTO | Pedro González-Trevijano, rector de la Rey Juan Carlos

"¿Por qué la universidad pública tiene peor trato que la sanidad?"

El catedrático cree que si empeora la situación económica suspenderán pagos

Pedro González-Trevijano (Madrid, 1958) acaba de ganar las elecciones a rector de la Universidad Rey Juan Carlos, la más joven de las públicas de Madrid. El catedrático de Derecho Constitucional obtuvo el 70% de los votos, algo que él mismo califica como "espectacular". Deja atrás una campaña empañada por una denuncia de otro aspirante, que le llevó a los tribunales por intentar un tercer mandato contrariando la normativa. Él se defendió con un informe de la Consejería de Educación que le daba la razón, ya que la normativa que limita la presencia de un mismo rector a ocho años se aprobó después de su primer periodo en el cargo.

González-Trevijano ganó. Tanto en el juzgado como en los comicios. "Las urnas han puesto el resultado en su sitio", zanja.

"Tenemos que mejorar nuestra presencia internacional"

Ha firmado un manifiesto de protesta con los otros cinco rectores de las universidades públicas madrileñas por la deuda de la Comunidad de Madrid, que en su caso supera los 13 millones. Estos días decidirá si cierra todos sus centros durante las vacaciones para ahorrar costes.

Pregunta. ¿Éste es su último mandato?

Respuesta. Sí.

P. ¿Y qué le gustaría hacer durante los próximos cuatro años?

R. Implantar en las mejores condiciones posibles el Espacio Europeo de Educación Superior. Tenemos que mejorar los parámetros de investigación, acentuar nuestra presencia internacional y mejorar las condiciones laborales y de trabajo del personal de la universidad.

P. Pero todo eso requiere dinero y las universidades sufren un segundo año consecutivo de recortes. ¿Cómo espera hacerlo?

R. La situación económica mejorará. Las predicciones sitúan el cambio en el segundo semestre de 2011. Nuestra universidad está saludable económicamente, no tenemos deudas, lo que permite acometer cambios con un presupuesto austero. Si la situación económica mejora durante la segunda parte del mandato, podremos respaldar esto de una forma más intensa.

P. Los rectores se han unido contra los recortes. ¿Considera que este tipo de medidas de la Comunidad ponen en peligro la educación universitaria pública?

R. No. Las universidades tienen salud y no creo que el Gobierno regional tenga esa intención. Pero las restricciones presupuestarias hacen difícil nuestra viabilidad. No se puede satisfacer el Espacio Europeo, abonar las pagas extras y promocionar la carrera del personal de administración y de los docentes a coste cero. No queremos ser tratados peor que los demás sectores.

P. ¿Peligran las pagas extraordinarias?

R. La de diciembre no peligra. Pero si la mala situación económica continúa de forma indefinida, pagar será imposible.

P. ¿Dónde está el límite?

R. Las universidades tenemos resuelto un escenario de aquí a seis meses. Somos conscientes de que los ingresos de la Comunidad han caído muchísimo, pero no entendemos por qué la universidad pública tiene que tener un trato económico peor que la sanidad, cuando hablamos de prestaciones con la misma importancia.

P. En su universidad hay matriculados más de 26.000 estudiantes. ¿Espera aumentar ese número en los próximos años?

R. Somos la universidad que más ha crecido porcentualmente en número de alumnos en los últimos 50 años. Los estudiantes nos eligen sobre todo por razones de proximidad

[tiene sedes en Fuenlabrada, Móstoles, Alcorcón y Vicálvaro], es uno de los principales motivos en el 72% o 73% de los casos. También nos prefieren porque, al ser moderna, las infraestructuras son mejores y la relación entre el profesor y el alumno es más cercana porque los docentes son más jóvenes. Creo que nos vamos a estabilizar entre 28.000 estudiantes como máximo y 22.000 como mínimo.

P. Su programa electoral hace hincapié en la internacionalización del campus.

R. En los últimos cinco años hemos ganado mucho en dimensión internacional. No puedo competir con universidades como la Complutense o la de Sevilla, pero nos gustaría suscribir convenios con universidades de referencia en América del Sur, Europa o el mundo anglosajón. Hace tres años iniciamos una política agresiva de captación de estudiantes de posgrado de las universidades chinas. Ya tenemos más de 200 matriculados.

P. Cuatro de las seis universidades públicas se presentaron a la convocatoria de Campus de Excelencia y han obtenido buenos resultados. ¿Por qué no acudió a la convocatoria?

R. Pensábamos presentarnos con la Universidad de Alcalá de Henares, porque tenemos perfiles parecidos. Pero vimos que era un proyecto competitivo, más difícil de lo que habíamos pensado, y decidimos no hacerlo. Para presentar un proyecto excepcional era mejor esperar un año más. Concurriremos solos en la próxima convocatoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 2009