Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COLUMNA

Baja de guardia gripal

Hace unos meses había más intriga ciudadana con la gripe A que en estos momentos. Parece que no es tan mala como la pintaban y que la mortalidad es menor que en una gripe normal. Sin embargo, se van conociendo nuevas mutaciones. Al menos una persona en España ha muerto por la "mutación noruega". De momento, todo son conjeturas en torno al H1N1. Es cierto que no hay alarma social ni motivos específicos para ello, pero, al menos en Madrid, la población ha bajado la guardia de forma ostentosa. La gente ha olvidado las prevenciones elementales que nos aconsejaron al principio.

Ahora estamos en plena campaña de vacuna, pero muchos ciudadanos miran para otra parte. Hay algunas discusiones sobre la necesidad de la vacunación, pero todos los organismos sanitarios invitan a que la gente se inmunice. Si no sabes qué hacer o tienes dudas, vete cuanto antes a tu médico y que él te ponga las pilas. No es una broma ni una exageración. Todavía no sabemos lo que puede pasar con esta gripe, pero si llega complicada, que te pille vacunado.

Precisamente mañana se cumplen 90 años de la publicación en nuestro país de la cifra oficial de muertos por la llamada gripe española: 250.000. En el mundo fallecieron más de cuarenta millones de personas. La gripe española provocó más muertes en un año que la peste negra medieval en un siglo; más muertes en cuatro semanas que el sida en 24 años; más bajas que en las dos guerras mundiales. Fue la mayor tragedia de la historia. Claro, es que todavía no habían inventado la penicilina.

O sea, que nada de alarmas. Por cierto, se llamó gripe española no porque procediera de aquí, sino porque España fue el único país que informó en la prensa de la pandemia. En los países contendientes de la I Guerra Mundial había censura para no alertar al enemigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de diciembre de 2009