Las monedas de oro hacen furor

La casa de la moneda de Estados Unidos está exhausta ante la avalancha de inversores. La fiebre del oro acaba de dejarle sin existencias de las populares American Eagle de una onza, hasta el punto de tener que suspender temporalmente su venta. La demanda no tiene precedentes.

La US Mint comunicó la decisión a los vendedores autorizados en la víspera del puente de Acción de Gracias, diciéndoles que espera poder retomar el curso normal de venta el próximo mes, cuando se repongan los inventarios.

El anuncio coincidió con el preciado metal marcando un nuevo récord, de 1.189 dólares la onza. Las American Eagle, de 22 quilates, tienen un valor nominal de 50 dólares. El derrumbe del dólar y el temor a un repunte de la inflación están alimentando las ventas de estas monedas, sobre todo fuera de los canales oficiales.

Sólo en noviembre la US Mint vendió 124.000 onzas de las American Eagle, frente a las 115.500 que registró en septiembre y octubre respectivamente. El total en 11 meses asciende ya a 1,2 millones de onzas, un 75% más que en el mismo periodo de 2008. Estas monedas pueden llegar a pagarse ya a 1.250 dólares (unos 830 euros) a vendedores no autorizados.

No es la primera vez que la US Mint suspende las ventas de las American Eagle de forma temporal por la elevada demanda de los inversores. El año pasado ya se vivió una situación similar con las monedas de oro y sobre todo las de plata, de las que ha vendido ya 26 millones de onzas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50