Padres de alumnos de centros bilingües se rebelan contra Aguirre

Las asociaciones de padres de la red de centros públicos adscritos al British Council (con 10 colegios de Infantil y Primaria y 10 institutos) denunciaron ayer que sufren recortes año tras año por parte de la Comunidad y que les faltan 11 asesores lingüísticos.

La red de centros del British, creada en 1996 por un convenio con el Ministerio de Educación, fue pionera. Ahora convive con el programa de centros públicos bilingües de la Comunidad, con 206 colegios. Los padres, que ayer recibieron el respaldo del PSOE en la Asamblea, consideran que el Gobierno regional apuesta por su propio proyecto y les deja de lado, según un portavoz, que anunció movilizaciones a en diciembre si la situación no se soluciona.

Desde la Consejería de Educación señalan que faltan asesores porque el ministerio, encargado de la selección, no los proporciona. Este periódico pidió sin éxito la versión del ministerio. Mientras, la consejera ha ofrecido sus propios auxiliares de inglés. Padres y directores rechazan esos sustitutos. Consideran que tienen menos formación porque no se les exige la titulación de maestro.

Sobre la firma

Pilar Álvarez

Es jefa de Última Hora de EL PAÍS. Ha sido la primera corresponsal de género del periódico. Está especializada en temas sociales y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en este diario. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS