Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los braceros marroquíes, sólo "reservas" para recoger la fresa

Los desempleados onubenses dispuestos a trabajar en la recolección de la fresa y frambuesa esta campaña lo tienen más fácil que nunca. Ésta fue la conclusión de la reunión que ayer mantuvieron en Huelva empresarios, sindicatos y municipios, presidida por el subdelegado del Gobierno en Huelva, Manuel Bago, y la subdirectora general de Inmigración, Pilar González. La mala noticia es para los inmigrantes con deseos de trabajar en campos onubenses, sobre todo para los marroquíes, que tradicionalmente han copado estos puestos. Si el año pasado bajó en 10.000 personas la cifra de contratados en origen, en la campaña que empieza en febrero el número será "menor". Así lo anunció Bago a la salida de la Comisión Onubense de Flujos Migratorios celebrada ayer. "Este año, Marruecos constituirá la reserva", declaró. Volverá a primarse, como ya se hizo durante la plantación, "la mano de obra de la provincia". Pero aún no hay cifras. "Los locales que quieran trabajar, lo harán", aseguró el subdelegado.

El cupo de braceros nacionales aumentó el pasado año en unas 5.000 plazas -entre españoles e inmigrantes con permiso de residencia-. Sumaron en total 45.000. Normalmente, se necesitan entre 100.000 y 130.000 temporeros, pero desde la Subdelegación y los municipios se insiste en que las cifras podrían variar notablemente. "Hacemos un llamamiento para que no venga a Huelva nadie sin contrato previo o sin compromiso con algún empresario y la garantía de un alojamiento digno", subrayó Juan Antonio Millán, presidente de la Comisión de Municipios con Inmigración de Huelva. "De la reunión ha salido un compromiso para diseñar una hoja de ruta que favorezca a los que viven aquí y quieren trabajar", matizó Millán.

La crisis económica y la cifra de parados han provocado este cambio de tendencia. Los tradicionales temporeros de la fresa, con el auge de la construcción del 2000, dejaron el trabajo del campo y se emplearon en el sector servicios. El año pasado participaron en esta campaña 45.000 españoles y extranjeros con residencia en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de noviembre de 2009