Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio identifica las células madre en un tipo de leucemia infantil

El descubrimiento permitirá nuevas vías de diagnóstico y quimioterapia

El Banco Andaluz de Células Madre ha dado un paso más en el camino de la investigación y sus beneficios en la aplicación clínica directa. Esta vez el estudio atañe a un tipo de leucemia infantil poco usual -afecta a entre 12 y 15 bebés andaluces al año- pero con muy mal pronóstico: prácticamente es incurable. Tras más de dos años y medio de trabajo, un grupo de investigadores ha identificado células madre distintas a las de la sangre implicadas en este tipo de leucemia que afecta a niños menores de un año. En concreto, se ha demostrado que células madre mesenquimales (se diferencian en grasa, músculo, cartílago, hueso...) de la médula ósea forman parte del tumor.

Se trata de la leucemia linfoblástica aguda B con un tipo de mutación genética. Hasta ahora se pensaba que esa mutación, que desencadena la leucemia sólo estaba en células sanguíneas en las leucemias infantiles, pero también la portan otras células madre, según revela el estudio. Este descubrimiento permitirá abrir nuevas vías de diagnóstico, seguimiento y respuesta a la quimioterapia en esta clase de cáncer.

"Supone un primer paso para el estudio de este tipo de mutación"

"No podemos decir que va a cambiar el tratamiento ahora", advirtió ayer en rueda de prensa el director del Banco Andaluz de Células Madre y miembro del equipo investigador, Pablo Menéndez. "Son pequeños pasos" en una enfermedad que a día de hoy es "letal" porque en un año prácticamente el 90% de los niños fallecen. "Es una de las pocas leucemias que queda por entender de verdad", matizó Menéndez, quien subrayó la importancia del descubrimiento ya que hasta la fecha no se tenía en cuenta la implicación de las células madre mesenquimales en el desarrollo del tumor, puesto que la sintomatología sólo revelaba que la mutación estaba en las células sanguíneas.

Tras analizar las muestras de células madre mesenquimales de 38 niños con distintos tipos de leucemia, los investigadores han observado que dichas células nunca forman parte del tumor en las leucemias pediátricas -afectan a niños mayores de un año-, pero sí a la leucemia linfoblástica aguda B, condicionando tanto el origen del tipo de cáncer como la forma en la que se origina. "No hemos descubierto la cura para el cáncer, pero supone un primer paso en el estudio de este tipo de mutación", puntualizó.

En base a ello, concluyen lo investigadores que durante el embarazo existe una célula común en la que aparece la mutación que afecta tanto a las células sanguíneas como a las mesenquimales, aunque los niños que padecen la enfermedad sólo presenten síntomas relacionados con el linaje sanguíneo.

En este trabajo, financiado con cerca de 150.000 euros por parte de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, ha colaborado también el Departamento de Hematología del Hospital Clínico de Salamanca y el Hospital Niño Jesús de Madrid, que proporcionó material biológico.

Además de Menéndez, el trabajo lo han desarrollado los doctores Purificación Catalina, Gustavo Melén, Clara Bueno, Javier García Castro, René Rodríguez y Ramón García Sanz.

El proyecto de investigación, denominado Origen pre-hematopoyético de las translocaciones MLL-AF4 y TEL-AML1 e hiperdiploidía en leucemias infantiles: desarrollo de un modelo de transformación celular basado en el uso de células madre mesenquimales humanas adultas, será publicado en un próximo número de la revista de investigación biomédica Journal of Experimental Medicine.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009