Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Camino a Suráfrica 2010

Henry: "Hay mano, pero no soy el árbitro"

"Hay mano, pero yo no soy el árbitro. Esto se recordará, aunque lo importante es habernos clasificado", admitió Henry tras el encuentro. El delantero barcelonista se convirtió en el primer futbolista francés que logra la clasificación para cuatro Mundiales seguidos tras su presencia en Francia 1998, Corea y Japón 2002 y Alemania 2006. El billete a la cita de Suráfrica lo consiguió haciendo trampa. La acción desesperó al vestuario irlandés, con su capitán, Robbie Keane, a la cabeza. "La mano es evidente, no somos tontos. La FIFA no nos quería en el Mundial", dijo echando chispas.

Mientras la escuadra de Trapattoni clamaba al cielo, Squillaci explicaba como podía la polémica jugada: "Estaba peleando la posición con dos irlandeses; salté a por el balón, pero me pasó por encima de la cabeza y Titi [Henry] lo controló. No he visto cómo lo hizo... Es un pequeño empujón del destino". "He pasado miedo. Nos presionaron muchísimo de entrada, pusieron el ritmo, fueron rugosos...", reconoció Gignac, que no quiso hablar sobre la manera en que Francia se clasificó: "¿La mano? No la vi. Es parte del juego".

Sí lo hizo, a su manera, Domenech. "No he explotado de alegría por respeto a los irlandeses. Querría homenajearles. Me parece lamentable que un equipo así no se haya clasificado", aseguró el seleccionador francés. "La suerte te beneficia unas veces y te perjudica otras", zanjó.

"Podemos estar orgullosos del modo en el que jugamos. El mister ha intentado animarnos como ha podido. ¿Qué nos dijo? 'Bien jugado, mantengan la cabeza alta", se despidió Keane. "Vi al árbitro vacilar. Si le hubiera preguntado a Henry, seguro que habría reconocido que se ayudó de la mano", apostilló Trapattoni.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 2009