Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre recula con la Ley del Suelo

La presidenta devuelve a los ayuntamientos la última palabra en urbanismo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dio ayer marcha atrás en la reforma de la Ley del Suelo prevista en el anteproyecto de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas.

Según la reforma presentada en el anteproyecto, que hoy vota el Consejo Económico y Social (CES) antes de devolverlo al Consejo de Gobierno para que lo apruebe definitivamente, los proyectos propuestos por particulares podrán ser considerados de "interés regional". Esta vía, que permite reducir los plazos y modificar el plan urbanístico, estaba reservada hasta ahora a las actuaciones de las administraciones. La Comunidad de Madrid es quien decide si el proyecto tiene "interés" o "urgencia".

El Ayuntamiento afectado debe elaborar un informe, pero, según la redacción de la ley presentada, éste no es vinculante -no se especifica así- y la última palabra es del Gobierno regional.

La reforma, tal como está ahora, hizo que varios ayuntamientos de la región y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), se quejaran aduciendo que el cambio "ataca la autonomía local". Tras la polémica, la presidenta regional anunció ayer que devuelve la decisión a los municipios, que será "preceptiva y vinculante".

Aguirre aseguró ayer en un acto en la Puerta del Sol que no se ejecutarán los proyectos en contra de la opinión de los ayuntamientos, informa Efe. Con posterioridad, y a preguntas de este periódico, la presidenta insistió en que el informe municipal será "preceptivo y vinculante" y que si en la actualidad no está recogido así en el articulado, lo estará antes de ser aprobada la ley.El Gobierno de Esperanza Aguirre cuenta con margen para modificar la Ley del Suelo porque no ha iniciado su tramitación parlamentaria. La Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, también conocida como Ley de Acompañamiento -donde se recoge la reforma de la Ley del Suelo-, debe pasar un nuevo trámite en el Consejo de Gobierno antes de llegar a la Asamblea. El pleno de la Cámara regional debatirá las enmiendas a la totalidad el próximo 3 de diciembre.

"No seré yo quien ataque a la autonomía municipal, sino todo lo contrario", afirmó ayer la presidenta regional, que recordó que "el mayor periodo" de su vida política lo ha pasado en un Ayuntamiento, el de Madrid.

El cambio de postura de Aguirre se produce después de que la reforma pusiera en pie de guerra a los alcaldes de grandes municipios madrileños gobernados por la izquierda, y de que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) anunciara su intención de defender la "autonomía local" ante el Tribunal Constitucional.

Ayer mismo, los alcaldes contrarios a la ley -sólo los socialistas suman 34 ayuntamientos y más de un millón de habitantes- reclamaron una "urgente" reunión de la Ejecutiva de la Federación Madrileña de Municipios (FMM) para analizar la reforma. "Aguirre ya nos tiene acostumbrados a que todos los años, a través de la Ley de Acompañamiento a los presupuestos, meta por la puerta de atrás aspectos e iniciativas que van contra la autonomía municipal", dijo su vicepresidente, el alcalde socialista de Fuenlabrada, Manuel Robles. El día anterior, el presidente de la organización, Bartolomé González, regidor de Alcalá de Henares, había defendido la reforma. "Si el alcalde de Alcalá cree que éste no es un despojo de competencias, es que no mira con ojos de alcalde esta propuesta fraudulenta y lo mejor es que dimita", dijo el alcalde de Rivas, José Masa (IU).

También los grupos de la Asamblea, PSM e IU, mostraron su rechazo. La portavoz de IU, Inés Sabanés, alertó del "riesgo" de que se produzcan "acuerdos bilaterales" entre Comunidad y municipios no basados en la legislación. "¿Es una Ley del Suelo a la carta?", preguntó, antes de pedir la retirada de la norma. Tanto ella como la portavoz socialista, Maru Menéndez, rechazaron que se utilice otra vez la Ley de Acompañamiento para reformar la Ley del Suelo. "Una modificación debe responder a un amplio debate institucional", defendió Menéndez. "Desde un punto de vista institucional es muy grave".

En cambio, el portavoz popular, David Pérez, defendió la reforma. "Es muy sorprendente que se haya dicho erróneamente que invadía competencias municipales", afirmó. A esa hora ya había enmendado la reforma la propia presidenta regional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de noviembre de 2009