Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV diluye las expectativas de un acuerdo unitario contra ETA

La Ley de Partidos y las ilegalizaciones volvieron a dibujar ayer en el Parlamento vasco la línea roja que impide la confluencia de estrategias en la lucha contra el terrorismo del PNV, el Gobierno central y el vasco. El presidente peneuvista, Iñigo Urkullu, había mostrado en los últimos meses su disposición a un nuevo acuerdo antiterrorista para el que dirigentes del PNV mantuvieron contactos con el PSE y con el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero su portavoz parlamentario, Joseba Egibar, lo descartó ayer al declarar en la propia Cámara "incompatibles" ambas estrategias. El debate concluyó con la aprobación de una moción -a la que se opusieron los nacionalistas y EB- que respalda la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que avaló en junio la ilegalización de Batasuna.

De otra parte, Michèlle Alliot-Marie, ministra de Justicia de Francia -donde Batasuna es legal- aseguró que su Gobierno "saca conclusiones" de la decisión de Estrasburgo y que "aplica las decisiones de la justicia", aunque no aclaró si eso significa que se plantea ilegalizar Batasuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 2009