La inversión mundial en proyectos de petróleo y gas cae un 20%

Pocos sectores como el energético reflejan el viraje radical que ha protagonizado la economía mundial en año y medio. A mediados de 2007, con el precio del petróleo cerca de los 150 dólares por barril, florecían los proyectos para abastecer una demanda que se pronosticaba siempre al alza. Pero llegó la crisis financiera y ordenó parar. Según los datos difundidos ayer por la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la inversión de compañías privadas y públicas en la exploración y explotación de yacimientos ha caído casi un 20% desde 2008.

"La inversión en energía se ha hundido durante el último año a la vista del endurecimiento de las condiciones financieras, de la debilidad de la demanda y de la disminución de los ingresos", concluye el último informe del organismo internacional sobre el sector energético mundial.

La recesión que sufren las economías avanzadas se deja notar en el consumo. La AIE estima que la demanda mundial de energía primaria caerá un 2% respecto al año pasado, en lo que será el primer descenso desde 1981. Aún hay que retrotraerse más lejos, hasta el final de la II Guerra Mundial, para encontrar un recorte en el consumo de electricidad (un 1,6% menos que en 2009) como el que pronostica la agencia internacional.

La AIE ha identificado una veintena de grandes proyectos que se han suspendido o cancelado en el último año y medio. La inmensa mayoría corresponde a la búsqueda y explotación de crudo en las arenas bituminosas de Canadá, una alternativa que, por su complejidad, sólo resulta rentable cuando se tienen garantías de que el precio se mantendrá en niveles altos. Además, otros 30 proyectos se han retrasado 18 meses o más.

La sequía de inversión se extiende a las refinerías, a las energías renovables y a la construcción de plantas nucleares o de centrales de ciclo combinado. La agencia resalta "el riesgo de falta de suministro" tan pronto como 2015 si no se retoman los proyectos. "Esto podría provocar un nuevo aumento de precios coincidiendo con la probable reactivación de la demanda, lo que impondría una seria restricción al crecimiento mundial", avisa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50