Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MULTIMEDIA

Los telenautas

Las series y programas televisivos triunfan en las 'webs' de las cadenas; sin embargo, el éxito aún no se traduce en ingresos económicos

El humor de Date al bote circula por el mundo. Su efecto viral atrajo a más de cuatro millones de visitas a Eitb.com el año pasado. El concurso de Carlos Sobera en la televisión vasca, ETB-2, triunfa más allá de Euskadi.

Mujeres y hombres y viceversa (Telecinco), Qué vida más triste (La Sexta) y Arròs covat (TV-3) lo han hecho antes en la Red. "Mujeres tuvo un tímido estreno. Necesitó meses para convertirse en un programa de éxito. En la web tuvo un tirón inicial con una media de 1,2 millones de visitantes al mes", dice Ana Bueno, directora de contenidos multiplataforma de Telecinco.

Arròs covat "es una de las sorpresas otoñales del canal 33 y de Internet, donde se estrenó. El primer capítulo se ha visto 18.192 veces, tantas como algún episodio de Ventdelplà", explica Jordi Alié, director de nuevas plataformas y tecnología de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales.

Vaya Semanita también arrasa en la página de ETB. Crackovia, en la de TV-3; Física o Química, en Antena3.com. Gran Hermano, en Telecinco.es. Amar en tiempos revueltos, en RTVE.es. La Copla, en Canal Sur; la Alquería Blanca en Canal 9, y Fama, en Cuatro.com.

La tele no sólo se ve en la caja tonta. Sus contenidos han saltado al ordenador y al móvil. Al principio eran los internautas quienes subían sus programas favoritos a sitios como YouTube. Ahora son las cadenas las que los vuelcan "allá donde esté el público. Quien lo haga de otra manera se suicida", dice Ricardo Villa, director de contenidos de RTVE.es.

La gente no quiere ver resúmenes en las otras pantallas, sino el contenido completo antes, durante o después de su emisión. Sin dependencia de horarios. En la página de TV-3, por ejemplo, se ven más vídeos a la carta que programas en directo. La dictadura de la programación deja paso a la del telenauta.

Susana vio todos los capítulos de El Internado hace un par de semanas. "Estoy deseando que empiece la sexta temporada. No he decidido si la seguiré en la Red o la tele, ¿qué más da?".

Susana es una telenauta, término acuñado por Mikel Lejarza, director de Antena 3 TV, para definir el nuevo consumo televisivo. El desarrollo del ancho de banda ya permite ver la televisión en Internet con la misma calidad. Vídeos a petición, TV a la carta, capítulos completos de series, humor, realities... Las cadenas, generalistas y autonómicas, llevan sus contenidos allá donde está el público. Ya no temen que Internet canibalice su audiencia.

"Fideliza el espectador y, además, es complementario", dice Paco Sierra, director de contenidos multimedia de Antena 3. Desde mayo la programación de la cadena "está en las tres pantallas en cualquier momento y lugar. No podemos poner barreras a la tecnología".

El cambio de chip les funciona: el tráfico aumenta de forma exponencial. Telecinco es la página más seguida entre las webs de televisión en España. En junio de 2008 tenía 3,6 millones de usuarios únicos. El pasado septiembre, 6,7 millones.

RTVE.es rozaba los cien mil en mayo de 2008, cuando presentó su proyecto. Su portal tiene ahora 4,5 millones de visitantes al mes. "Ya no se puede pensar en nosotros como radio y televisión. Somos cualquier soporte donde esté el público", dice Villa.

La televisión vasca también ha doblado su audiencia online en un año. "El crecimiento es continuo y eso que hace poco que colgamos de manera sistemática los contenidos", según Lontzo Sainz, director de Eitb.

No se engañen. La tele como la conocemos hoy no morirá mañana, pero cada vez es más difícil conseguir audiencias millonarias. No sólo por la fragmentación que supone la TDT. "Las audiencias televisivas son altas, pero mientras su consumo se estanca, el crecimiento de la demanda de contenidos en la Red es del 100% anual", dice Alié.

Alfredo Peña, director de multimedia de la Sexta, añade que "en la TV la audiencia se calcula en personas por minuto. En Internet por visitantes al mes". Además, concluye Villa, "en la tele las audiencias son enormes, pero en la red se acumulan".

El exito de tráfico no se traduce en ingresos. "La publicidad que ha generado el vídeo es muy discreta", argumenta Sainz. "Antes de la crisis la publicidad crecía más del 10% anual. Ahora es del 3,7%", explica Alié.

Peña lo suscribe: "La publicidad todavía no es suficiente; pero hay un dato para el optimismo: los anunciantes se sienten cómodos publicitándose en los vídeos, una modalidad que tampoco disgusta al consumidor".

Florence Conti, directora de la web de Cuatro añade: "Los modelos de negocio aún no están claros. Eso sí, todos innovamos para intentar sacarle provecho". Ayer la cadena del grupo PRISA (editor de EL PAÍS) estrenó su plataforma Play Cuatro. Serán diez horas de emisiones de sus mejores programas en la Red. "Es una webTV de navegación intuitiva, que permite parar la emisión en directo, recuperarla después y compartir los programas favoritos a través de Facebook y Twitter", entre otras cosas.

Publicidad fragmentada

No es que la inversión publicitaria no haya llegado, pero su presencia "es menos obvia porque está fragmentada. TV en Internet no sólo son los sites de las televisiones, hay también portales y redes de sindicación de video", explica Hugo Llebrés, director general de Media Contacts. "La inversión tiene que crecer y va a hacerlo. Hace meses que vemos cómo se traslada la inversión de TV a sitios de vídeo online. Los ingresos publicitarios en ambos seguirán al crecimiento de la audiencia, condicionado por los contenidos de calidad. Las televisiones cuentan con contenidos propios de calidad, claves para generar ingresos, como siempre ha sucedido en la TV offline".

Otro factor, las tecnologías de segmentación y medición, "que incrementarán la eficiencia de las inversiones y su efectividad". En España es 2,6 veces más probable ignorar un anuncio en TV que en Internet, según Consumo de video online.

Deportes 'online'

"El más visto fue el Real Madrid-Milan con 1.800 visitantes en Internet. La cuota de pantalla en la TV fue del 30%", explican en la compañía de Radio y Televisión Gallega. En Canal Sur la proporción fue mayor: 1.300.000 telespectadores y 16.400 telenautas.

Las autonómicas comparten con RTVE la liga de campeones. Por primera vez, en el contrato incluyeron la emisión en directo por Internet, siempre que la limiten a España. Es decir que geolocalicen al internauta por su dirección IP.

Los directos más vistos en la web de TV3 son las transmisiones de la Champions y la Fórmula 1. "Sin generalizar, el programa que lidera las emisiones en directo online también es el más visto en la televisión: el partido del Barça", explica Alié.

ETB ha ofrecido por streaming los partidos de la previa del Athletic en la Europa League (antigua UEFA). "En el Athletic contra Tromsoe doblamos la audiencia en agosto", dice Sainz.

La retransmisión en directo del Eurobasket "fue un exitazo" en La Sexta. En dos semanas sirvieron 1,6 millones de vídeos. El partido más visto fue el de España contra Lituania con 181.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de noviembre de 2009

Más información