Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La región más conflictiva

35 muertos en un ataque suicida en Pakistán

El Ejército toma el control de un bastión insurgente en Waziristán del Sur

Un atentado suicida se cobró ayer la vida de 35 personas y causó heridas a más de 60 en una céntrica calle de Rawalpindi, destacamento militar cercano a la capital, Islamabad. Mientras, las autoridades paquistaníes anunciaban que premiarán con recompensas de hasta cinco millones de dólares (unos 3,4 millones de euros) las informaciones que conduzcan a la captura, vivos o muertos, de una docena de líderes talibanes, en especial de Hakimullah Mehsud, considerado el número uno de los radicales islamistas.

En el marco de la ofensiva contra los talibanes que lleva a cabo en la región de Waziristán del Sur, el Ejército paquistaní logró hacerse ayer con el control de la localidad de Kaniguram, el último de los puestos ganados a la insurgencia desde el inicio de la operación, el 17 de octubre. "Kaniguram ha quedado completamente limpio de terroristas", anunció el portavoz militar, general Athar Abbas.

Mientras, la ONU ha elevado el nivel de alerta en la Provincia Fronteriza del Noroeste y en las áreas tribales administradas federalmente, entre ellas Waziristán del Sur. El personal extranjero no esencial de la organización abandonará esas zonas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 2009