Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más bajada de impuestos y adiós a Juvenalia y Expo Ocio

"Cuando se tiene menos dinero, hay que reducir a todo el mundo". Con estas palabras, el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, justificó ayer la "supresión de Juvenalia, Expo Ocio y otros actos", al presentar los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2010. Son los más regresivos de la historia de la autonomía, en gran medida por la política de rebaja fiscal de la presidenta, Esperanza Aguirre, que dejará de ingresar 2.100 millones de euros en impuestos propios.

Pero Beteta avanzó que la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, la denominada ley de acompañamiento, que se presentará en dos semanas, continuará en la misma línea, con una "importante bajada de impuestos, especialmente para los que quieran iniciar una actividad empresarial".

Expo Ocio, una de las ferias más antiguas de España, se celebra en Madrid desde 1977, mientras que la Feria de la Juventud Juvenalia hubiera cumplido el año que viene 30 ediciones. No obstante, fuentes de la consejería explicaron que se limitan a suprimir "la subvención que daba" para organizar estas ferias y que "corresponde a Ifema decidir" sobre su futuro. La dirección de la feria madrileña anunció después que Juvenalia dará paso el próximo año a un nuevo proyecto dirigido al público familiar y abierto a todas las facetas del ocio. Beteta también anunció la "reducción en la financiación de distintos aspectos que tienen que ver con las corporaciones locales".

Una de las medidas que ha tomado el Gobierno regional es mantener la bajada del 2% en los sueldos de sus miembros. Aguirre cobrará 105.844 euros anuales, 2.160 euros menos que lo que estaba presupuestado para este año. También su vicepresidente, Ignacio González, pasará de cobrar 103.684 euros a 101.610 euros. Y el resto de consejeros recibirán 99.364, que suponen 1.988 euros menos que este año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009