El TSJC anula parte de una norma de Sant Pol por discriminar el castellano

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha anulado provisionalmente un apartado del Reglamento Orgánico Municipal (ROM) de Sant Pol de Mar (Maresme) por discriminar la lengua castellana. El citado reglamento municipal determina textualmente que "toda la documentación municipal será redactada en catalán".

Según el auto de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Cataluña, el inciso del artículo 5.1 del ROM, aprobado en el pleno del 5 de agosto del año pasado vulnera la Constitución y el nuevo Estatuto catalán, ya que que ambas normas prevén la cooficialidad de las dos lenguas.

El recurso contra el apartado del citado reglamento fue presentado por el concejal no adscrito Enrique Abad y suspende cautelarmente la obligación de redactar toda la documentación municipal en catalán.

No obstante, el auto del TSJC no es firme, ya que el Ayuntamiento de Sant Pol, gobernado en minoría por Convergència i Unió con el apoyo de un edil no adscrito, ha presentado un recurso de súplica ante la citada institución judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS