Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña recupera la natalidad de 1980 por la inmigración

Uno de cada tres niños nacidos en 2008 es hijo de padres extranjeros

Cataluña ha recuperado los índices de natalidad de principios de la década de 1980 al registrarse el año pasado un total de 89.024 nacimientos, lo que representa un incremento del 6,3% respecto a 2007. Esta tasa ha sido posible gracias a la inmigración, pues el índice de fecundidad de las mujeres extracomunitarias se situó en 2,03 hijos, frente a los 1,38 de las mujeres nacidas en Cataluña. Este índice supone que uno de cada tres niños nacidos en 2008 lo fue de progenitores extranjeros. Del total de nacimientos, el 51,65% fueron niños y el 48,35% niñas.

A pesar del aumento de la natalidad, la pauta de fecundidad de las catalanas aún sigue estando muy por debajo de la registrada en la década de los setenta; si en 1979 la media eran 2,1 hijos por mujer en edad fértil, ahora es de 1,54 hijos. Sin embargo, esta tasa está por encima de la media española, de 1,46.

Pero las mujeres extracomunitarias tienen muchos más hijos que las autóctonas. El indicador coyuntural de las primeras es de 2,03 hijos y el de las segundas de 1,38 hijos. Este dato supuso que el 28,2% de los nacimientos registrados el año pasado fueron de madres extranjeras (en el conjunto de España es del 20,7%), lo que representa uno de cada tres niños. La primera nacionalidad de las emigrantes fue la marroquí, con 8.205 nacimientos, seguida de la ecuatoriana, la rumana, la boliviana y la china, con 1.500 hijos cada una.

En el 33,4% de los nacimientos registrados en 2008, uno de los padres era de nacionalidad extranjera, mientras que, por ejemplo, en 1997 tan sólo era uno de cada 13 menores. En concreto, el 66,6% de los niños nacidos tenían ambos padres de nacionalidad española; el 4,9%, padre español y madre extranjera; el 4%, a la inversa, y el 22,2%, ambos progenitores extracomunitarios.

Respecto al estado civil de las madres, más del 66% estaban casadas y el resto eran solteras.

Por áreas geográficas, la mayoría relativa de los nacimientos se produjeron en la provincia de Lleida, con una tasa del 14% superior a la media. En cambio, el menor porcentaje se registró en Barcelona y su área metropolitana, la zona con más nacimientos de padres extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de octubre de 2009