Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
30 años de Estatuto de Gernika

EA opina que el texto no se ha cumplido "ni en espíritu ni en letra"

Ezker Batua anuncia actos de protesta todos los años "hasta que se complete"

Eusko Alkartasuna (EA) volvió a criticar ayer la conmemoración de los 30 años del Estatuto de Gernika. Esta vez fue su líder, Peio Urizar, quien consideró que la jornada "no tiene nada que festejar", al estimar que la máxima norma vasca no se ha cumplido "ni en espíritu ni en letra". Igualmente, reivindicó que se utilice la democracia "en su más extensa interpretación y se permita al pueblo vasco decidir".

El dirigente de EA, quien participó en una marcha de apoyo a la ikurriña en Amurrio, censuró que se presente el texto de Gernika como "el mayor acuerdo de los vascos, utilizando eso que es cierto y que en su día era un activo", pero agregó que "ha quedado totalmente devaluado".

Lokarri reclama al Ejecutivo un cambio "en la paz y la convivencia"

A su juicio, la situación ha cambiado "y no se quiere adecuar la realidad de ese entorno". Sobre las palabras del lehendakari, Patxi López, de reivindicar el Estatuto como marco de convivencia, Urizar matizó: "El derecho a decidir nosotros lo entendemos de una manera y él y el PSE lo entienden de otra manera". Aseguró que su formación ve a "Euskal Herria como una nación" dentro de la Unión Europea y que el PSE y PP la entienden "como una región del Estado español".

Ezker Batua organizó en Bilbao su acto con motivo del aniversario del Estatuto y coincidió en que "no es día de celebración", en palabras de su coordinador general, Mikel Arana. Además, calificó de "broma de mal gusto gastar medio millón de euros en celebrar el incumplimiento de una norma aprobada hace 30 años".

Cargos públicos y militantes de EB reclamaron el traspaso de las competencias pendientes, una movilización que la formación pretende desarrollar cada 25 de octubre "hasta que el Estatuto se complete". Durante el acto, Arana a recordó al lehendakari que "aún quedan 36 competencias pendientes de transferir".

El senador del PNV Iñaki Anasagasti declaró a Onda Cero que el Estatuto hay que "desagraviarlo más que celebrarlo" y lamentó que, detrás de los actos de celebración del texto, haya un "debate político". Mientras, el colectivo Lokarri se concentró ante Ajuria Enea para reclamar "un cambio en la política del Gobierno vasco respecto a la paz y la convivencia, dejando a un lado los recortes de libertades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de octubre de 2009