Los marineros del 'Alakrana' y sus familias retoman los contactos

Dos tripulantes del Alakrana establecieron contacto telefónico con sus familiares ayer, después de cinco días sin saber nada de ellos, y afirmaron que todos se encuentran bien. Así lo anunciaron ayer los allegados del capitán del buque, Iker Galbarriatu, del patrón, Ricardo Blach. La consejera de Pesca del Gobierno vasco, Pilar Unzalu, confió en que "se puedan ir recortando los plazos" para la liberación del barco, pero advirtió de que casos similares "se han prolongado en el tiempo".

Siete concentraciones ciudadanas simultáneas recordaron ayer en el País Vasco y Galicia a los tripulantes del atunero Alakrana. Los actos fueron convocados para exigir la agilización de la negociación y la liberación de los marineros, secuestrados el pasado 2 de octubre.

Más información
Ningún juez quiere al pirata

La plaza del Ayuntamiento de la localidad vizcaína de Bermeo se quedó pequeña para acoger a las miles de personas -6.000, según cálculos municipales- que se concentraron bajo el lema Liberad a nuestros arrantzales. El sonido de las sirenas de los barcos del puerto, que pitaron al unísono en toda España, marcó el inicio de 15 minutos de silencio. Pese a que el Ejecutivo vasco no acudió a la convocatoria, el PSE estuvo representando por su secretario de Organización, Alfonso Gil, y el alcalde de Sestao -uno de los cinco ayuntamientos convocantes, que fueron los de las localidades de los arrantzales (pescadores)-, José Luis Marcos Merino.

"Cautela y eficacia"

Pese a ello, el regidor de Bermeo, Xabier Legarreta, quien reclamó "cautela y eficacia" en las negociaciones, criticó que la ausencia del Gobierno vasco demostraba que "no está a la altura de las circunstancias". PNV, PP, Ezker Batua, EA y Aralar también acudieron.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Argi Galbarriatu, hermana de Iker, quien confirmó la conversación con su hermano, y otros allegados estuvieron presentes en el acto. María Ángeles Jiménez, esposa del engrasador Gaizka Iturbe, agradeció "el calor" y "la solidaridad" que les brindó la ciudadanía mientras lidian con "la angustia".

En las localidades gallegas de Cangas, Nigrán, Gondomar, Baiona, Ribeira y Boiro también se sucedieron los apoyos. Cerca de un millar de personas se movilizaron en Galicia, según Europa Press. En el Ayuntamiento pontevedrés de Moaña fueron más de un centenar los amigos y familiares de Joaquín Fernández y José Carlos Meira los que acudieron a la cita. El padre de Fernández señaló: "les han quitado hasta la ropa".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS