Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maluenda siembra sospechas sobre las cuentas del PSPV

Los socialistas rechazan investigar los números y exigen contratos al Consell

La soga en casa del ahorcado. Rafael Maluenda, portavoz del grupo parlamentario del PP en las Cortes Valencianas, se permitió ayer sembrar dudas sobre las cuentas del PSPV cuando arrecia el escándalo en torno a la financiación irregular del PP a raíz de la difusión del sumario del caso Gürtel.

El PP defenderá mañana ante el pleno de las Cortes Valencianas la oportunidad de crear una comisión de investigación que analice las cuentas de todos los partidos con representación parlamentaria.

El socialista Ángel Luna anticipó que su grupo se opondrá a una iniciativa que "sólo pretende extender la sombra de la sospecha sobre todos por igual". Y añadió: "Pero no todos estamos bajo sospecha, el PP es el único que tiene problemas de financiación irregular".

Luna recordó que el PSPV solicitó una comisión de investigación para conocer "de una vez por todas" los expedientes de todos los contratos adjudicados por la Generalitat a empresas relacionadas en el sumario del caso Gürtel. El PP rechazó tramitar siquiera esa solicitud de comisión.

Ayer, Maluenda fingió sorpresa ante la actitud de los socialistas. "Me he quedado perplejo, la Cámara tiene una ocasión magnífica para conocer si ha habido algún partido cuya financiación haya sido irregular", dijo. "Que no es el caso del PP", apostilló. Para concluir: "Luna tendrá que cambiar su discurso, si no quieren una comisión que analice las interioridades del sistema de financiación de cada partido será porque quieren ocultar algo que les pueda sonrojar".

La primera reunión de la Junta de Portavoces después de la sustitución de Ricardo Costa como Síndic del PP no ofreció ningún atisbo de cambio en el proceder del grupo mayoritario.

Luna protestó por enésima vez porque ni siquiera está convocada la comisión que debe examinar a Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE, antes de que el pleno de las Cortes la nombre senadora territorial de la Comunidad Valenciana.

Mònica Oltra, portavoz de Compromís, solicitó cambiar el nombre del grupo parlamentario por Bloc-Iniciativa-Verds: Espai Valencià de Progrés. Actualmente se llama Esquerra Unida- Bloc- Verds-Izquierda Republicana: Compromís. La Mesa rechazó tal posibilidad. Maluenda explicó que "si los diputados de Compromís abandonan su grupo serán considerados diputados no adscritos".

Oltra también lamentó que el PP cediera a Esquerra Unida una interpelación a un consejero cuando Compromís siempre tuvo prioridad durante el pasado periodo de sesiones. "Solo pedimos que haya democracia, que se cumpla el Reglamento y que se aplique el mismo rasero para todos", reclamó Oltra.

Josep Maria Pañella, portavoz adjunto de Compromís, acusó a Maluenda de "rescatar el oficio de censor en las Cortes".

La Junta de Portavoces también recibió el presupuesto de las Cortes para 2010, que debe votarse hoy. Las cuentas del Parlamento autonómico son algo más austeras que el año pasado, pero lo más llamativo de los presupuestos para 2010 es que no está previsto el pago de ningún finiquito en virtud de un acuerdo de la Mesa impulsado por Julio de España durante la pasada legislatura. El capítulo de gastos de personal, que consume dos terceras partes del gasto total de las Cortes, no incluye ninguna partida para indemnizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 2009