El director de la fundación de CDC hizo la campaña de Trias

El PSC acusa a Vives de "recibir dinero del Palau con una mano y gastarlo con la otra" en actos electorales en 2007

Las relaciones entre la fundación de Convergència Democràtica, financiada por Fèlix Millet, y la candidatura de Xavier Trias al Ayuntamiento de Barcelona fueron más allá de la simple organización de actos electorales. Se da la circunstancia de que cuando la fundación decidió volcarse en promocionar la candidatura de Xavier Trias, entre 2005 y 2006, su director era Antoni Vives, que posteriormente fue escogido para incorporarse al equipo que dirigió la campaña municipal de CiU. Vives, pues, era responsable de gestionar el dinero que recibía del Palau y de otros donantes al mismo tiempo que organizaba la campaña de Trias y la apoyaba desde la fundación.

La coincidencia de cargos de Vives, la negativa de CDC a hacer públicos los convenios entre su fundación y el Palau, y el hecho de que parte de la campaña electoral de Trias fuera organizada por la Trias Fargas fue puesto ayer de relieve por los socialistas. El primer secretario del PSC de Barcelona, Carles Martí, pidió la dimisión de Vives. En opinión de Martí, el concejal "recibía dinero del Palau con una mano y lo gastaba con la otra en la precampaña de Trias".

El actual director de la fundación, Agustí Colominas, intentó tranquilizar ayer a los miembros del patronato de la Fundación Trias Fargas. Colominas se reunió con los patronos para reiterarles, según fuentes conocedoras del encuentro, que todos los convenios entre la Trias Fargas y el Palau son legales.

La Fundación Trias Fargas recibió 630.000 euros del Orfeó Català, presidido por Fèlix Millet, entre 1999 y 2008. Aunque Artur Mas se ha mostrado abierto a hablar con la nueva dirección del Palau sobre la devolución del dinero, CDC no ha detallado en qué se gastaron los fondos, aparte de decir que se destinaron a la promoción de la música catalana. En 2006, año de dura precampaña para las elecciones municipales de 2007, la fundación recibió 60.000 euros del Palau y hay serias dudas sobre el destino de este dinero. Y es que en las memorias que redactó en aquel ejercicio la fundación no hay ningún acto de promoción de la música popular. En cambio, sí aparecen una quincena de actos electorales de Xavier Trias organizados por la fundación (véase EL PAÍS del 16 de octubre). CDC sostiene que, si bien estos actos los organizó la fundación, fue el partido el que los sufragó. La explicación no le basta al PSC. "Exigimos que Trias rectique y reconozca que utilizó el dinero recibido del Orfeó en su precampaña electoral", dijo Martí.

CDC no está dispuesta a rectificar, más allá de hablar de la posible devolución del dinero. El portavoz de CiU en Barcelona, Joaquim Forn, aseguró que las acusaciones de Martí carecen de fundamento y le acusó de hacer política con "bajo tono, deshonestidad y repugnancia".

Artur Mas se sumó a la carga contra el PSC. En declaraciones a TV-3, el líder nacionalista recuperó el discurso de que existe una campaña para desprestigiar a su partido en un momento en que las encuestas le son favorables. Preguntado por las donaciones recibidas por la Trias Fargas, Mas dijo que el partido no quiere desvelarlas: "Nadie que nos aportaría dinero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de octubre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50