Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria prevé que la potencia eléctrica aumente un 43%

El plan energético hasta 2015 incluye nuevas centrales de ciclo combinado

Incrementar la potencia conjunta del parque de generación eléctrico gallego en 4.678 megavatios sobre los 10.875 megavatios instalados a julio de este año. Ese es el objetivo del nuevo plan energético que elabora la Consellería de Economía e Industria, que anula el proceso en curso activado por el bipartito con la cancelación del procedimiento de evaluación ambiental del anterior modelo, y desarrolla el nuevo programa para el período comprendido entre 2010 y 2015. El techo de producción al que llegará Galicia en dicho año, según el plan inicial que diseña la consellería, supondría un aumento del 43% de la potencia instalada, que se centrará en el desarrollo de los biocombustibles, nuevos ciclos combinados y energías alternativas como la eólica y la solar.

De acuerdo con el documento de evaluación ambiental del Plan Energético 2010-2015, que supone el arranque del proceso, el incremento de la potencia eléctrica llegará al techo de los 15.553 megavatios, entre los que se incorporan los 2.300 megavatios nuevos, hasta llegar a los 6.500, a los que aspira Galicia en el desarrollo del polémico proceso de concesiones eólicas, cuya fecha prevista de entrada en funcionamiento es 2014 o 2015. De lo ambicioso del plan da cuenta la previsión de que la producción a partir de energías renovables llegará al 95% del consumo dentro de cinco años. Hoy, el 39,5% de la producción eléctrica gallega procede de este tipo de fuentes.

Poco diferencia el objetivo en producción a partir de renovables que pretende la nueva Xunta sobre el anterior plan del bipartito, pero los caminos son distintos. A la apuesta por la solar térmica y fotovoltaica, así como la producción de biomasa, la Dirección Xeral de Industria, encargada del proyecto, incorpora nuevos ciclos combinados, que producen electricidad a partir del gas natural, y de los que pretende entren en servicio un total de 800 megavatios entre 2013 y 2015. Este incremento de capacidad equivale a dos centrales como la de Gas Natural-Unión Fenosa de Sabón, recientemente readaptada en parte a la producción de este tipo de energía.

En concreto, el documento de inicio señala que "en la planificación de la consellería y también en la del Gobierno del Estado, figuran las solicitudes de Endesa Generación y Unión Fenosa Generación para construir dos grupos de ciclos combinados a gas, en As Pontes y Sabón, de 800 y 400 megavatios, respectivamente, gemelos a los ya existentes en la actualidad". "Dependiendo de la evolución del consumo a lo largo del período, se estima que en el horizonte 2013- 2015 comiencen a funcionar unos 800 megavatios", explica el plan.

Las intenciones de Industria pueden chocar con la crisis, que incide en el consumo de empresas y familias. Así lo consideran fuentes del sector, para poner en duda algunas de las iniciativas recogidas en el documento. De hecho, consultada al respecto, Endesa prefiere no entrar a valorar el documento en lo que hace referencia al nuevo ciclo combinado de As Pontes. "No tenemos nada que decir sobre esos planes", señalan desde la compañía. Inicialmente, el plan de inversiones de Endesa incorporaba otro ciclo en As Pontes, sin que actualmente existan planes concretos al respecto. Otro ciclo combinado de los previstos por Industria, el de Sabón, se enfrenta al obstáculo del proceso de venta en el que están inmersas las instalaciones. La Comisión Nacional de la Energía ha estipulado que dicho grupo es uno de los activos que hay que enajenar para autorizar la operación de compra de la compañía eléctrica de origen gallego por parte de la gasista catalana.

Industria canceló el procedimiento de evaluación ambiental del bipartito en septiembre con el fin de sacar adelante su propio plan. En el informe se establece el recorrido del proyecto: primero se redactará un nuevo documento de referencia y se comenzará a redactar el informe de sostenibilidad ambiental a medida que se vaya desarrollando el plan estratégico. A continuación, se establecerá la consulta y exposición pública del plan, para estudiar después las alegaciones presentadas. Finalmente, antes de aprobarlo, se redactará una memoria ambiental y el texto definitivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009