Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod, Rouco y Moratinos, en Roma por la santificación de dos beatos

El papa Benedicto XVI convertirá hoy en santos a dos religiosos españoles, el dominico catalán Francisco Coll Guitart (1812-1875) y al cisterciense burgalés Rafael Arnáiz Barón (1911-1938) durante una ceremonia en la plaza de San Pedro del Vaticano en la que se esperan a miles de fieles. Al acto asiste una nutrida delegación de autoridades civiles españolas (estatales, autonómicas, provinciales y municipales) y religiosas, encabezada por el Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; y en la que figuran también la subsecretaria María Jesús Figa López-Palop, y el director general de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia, José María Contreras, entre otros.

Además, asisten los vicepresidentes de la Generalitat catalana, Josep-Lluis Carod Rovira, y valenciana, Juan G. Cotino Ferrer, en honor a Coll, que nació en Gombrèn (Girona) y fundó la congregación de las Hermanas Dominicas de la Anunciata, que extendería luego a la Comunidad Valenciana y otros lugares de España.

Cena para 80

A la ciudad ha llegado también el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, acompañado por la plana mayor de la jerarquía católica: 22 obispos y nueve arzobispos. El embajador ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, organizó anoche una cena en el palacio de la plaza de España de Roma, sede de la legación, a la que asistieron 80 personas de la representación española.

Para rendir homenaje al nuevo santo catalán, que fue beatificado por Juan Pablo II el 29 de abril de 1979, también han llegado a Roma la directora de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Montserrat Coll, y el alcalde de Vic (Barcelona), la ciudad donde murió. Por su parte, el santo burgalés Rafael Arnáiz fue un religioso cisterciense que falleció en el monasterio de la Trapa de San Isidro de Dueñas (Palencia), a los 29 años, en 1938, víctima de una diabetes. Fue proclamado beato por Juan Pablo II, "como modelo para todos los jóvenes del mundo", en 1992.

En el mismo acto serán canonizados otros tres beatos: el belga José Damián de Veuster (1840-1889); la monja francesa Jeanne Jugan (1792-1879), fundadora de la Congregación de las Hermanitas de los Pobres, y el polaco, arzobispo de Cracovia, Segismundo Felix Felinski (1822-1895).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de octubre de 2009