Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel' | ENCUESTA DE METROSCOPIA SOBRE LA COMUNIDAD VALENCIANA

Los valencianos creen que Camps mintió

El 53% considera que el presidente no dijo la verdad sobre el pago de los trajes - Los populares mantienen el apoyo electoral y subirían siete escaños

El 53% de los valencianos cree que Francisco Camps, presidente del Gobierno autonómico, mintió cuando afirmó que se pagaba los trajes. Un 39% cree que los regalos son una forma de ganarse favores y que debería ser obligatorio declararlos, mientras que otro 33% se inclina directamente por prohibir los regalos a autoridades públicas. El 65% cree que el presidente del Tribunal Superior de Justicia valenciano, Juan Luis de la Rúa, debió abstenerse en el proceso que afectaba a su amigo Camps. Casi la mitad de los encuestados piensa que las acusaciones de corrupción del caso Gürtel son "graves y creíbles". El 61% da más credibilidad a los informes de la policía que a las críticas o réplicas del PP al respecto. Además, el 50% opina que existe alguna corrupción y el 33% opta por afirmar que existe "una gran corrupción".

Los resultados de una encuesta realizada por Metroscopia para EL PAÍS (el trabajo de campo se realizó los días 5 y 6 de este mes, horas antes de que se levantara en Madrid parcialmente el secreto del sumario del escándalo de corrupción) con motivo del Día de la Comunidad Valenciana, que se celebra hoy, revelan la percepción negativa de la corrupción y la erosión de la imagen de Camps, a quien los entrevistados otorgan una valoración de aprobado justo, un 5 sobre 10, mientras que hace un año le daban un 5,8.

El Gobierno que preside ve reducida su puntuación de 5,6 a 5,1. Uno de cada dos ciudadanos considera que a Camps le corresponde mucha o bastante culpa de lo que está ocurriendo con la trama Gürtel; y ha aumentado en más de 20 puntos el porcentaje de valencianos cuya confianza en el presidente ha disminuido (40%). Sin embargo, el PP volvería a ganar las elecciones autonómicas si se celebraran ahora, con unos niveles de voto del 53,4%, similares a los de los comicios de 2007. Y crecería en siete el número de escaños debido al descenso de los socialistas en casi tres puntos. Además, si las elecciones fuesen generales, el PP alcanzaría el 55,6% frente al 35,4% del PSOE.

La identificación del PP como el partido que defiende mejor los intereses valencianos (44%) frente a un Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cuya gestión perciben los encuestados como mala (31%) o muy mala (24%) y el bajísimo conocimiento público del líder de la oposición (al secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, sólo lo identifica el 20% de los entrevistados) explicarían los resultados. Éstos se matizan ante la lejanía de cualquier convocatoria electoral. No obstante, un 45% es partidario de adelantar las autonómicas, mientras un 50% se muestra en contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de octubre de 2009