Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

Camps destituye a Ricardo Costa tras las presiones de Génova

El presidente había reivindicado la libertad para decidir, pero finalmente la dirección nacional ha forzado la salida.- El comité regional ratificará el martes el cese

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, propondrá el próximo martes al comité ejecutivo regional del PP la inmediata destitución de Ricardo Costa como secretario general del partido en la Comunidad Valenciana y como portavoz del grupo parlamentario popular en las Cortes Valencianas. Camps ha cedido tras una jornada intensa de presiones desde la dirección del PP en Madrid.

Formalmente la destitución de Ricardo Costa se plantea como una "medida provisional" y se comunicó mediante un mensaje de telefonía móvil a las 21.42 horas de este viernes desde Presidencia de la Generalitat.

El mensaje indica que la inmediata destitución del número dos de Camps no pone en entredicho "ni la capacidad, ni la trayectoria política desempeñada por Ricardo Costa durante este tiempo al frente del partido, ni la confianza depositada en su persona, que es total". La decisión, que ya había sido adoptada por Camps, tuvo que posponerse ante la negativa de Costa a convertirse en el único cabeza de turco de los escándalos que azotan a los populares valencianos. Costa había reconocido que mantener distintas conversaciones en las últimas horas con el presidente valenciano, pero que "en todas ellas, Camps me ha trasladado la confianza en mi persona y en mi gestión".

Antes del inicio del acto institucional celebrado a las diez de la mañana de este viernes con motivo del Día de la Comunidad Valenciana, el vicepresidente tercero, Juan Cotino, había dejado entrever que el secretario general de los populares valencianos y portavoz del Grupo Popular en las Cortes regionales tenía las horas contadas. La tensión durante el acto institucional, celebrado en el Palau de la Generalitat, ha sido enorme. De hecho, un buen número de cargos populares han intentado evitar a Costa, que ha aparentado normalidad entre un gentío de rostros agitados. La entrada del presidente valenciano también ha traslucido la situación y han sido pocos y tibios los aplausos que ha recibido en el 9 d'Octubre más tenso que se recuerda.

Tras el discurso, y en medio del patio del Palau de la Generalitat, el ex ministro Juan Costa ha vuelto a salir en defensa de su hermano Ricardo. El diputado del PP por Castellón ha insistido en que los que han de dar explicaciones son los que permitieron que los responsables de la trama Gürtel trabajasen en Valencia y contratasen con la Administración valenciana.

Fin de fiesta

El Día de la Comunidad Valenciana amaneció como había terminado la víspera, con declaraciones de políticos del PP reclamado a Francisco Camps que tomara alguna decisión. Por la mañana, el vicepresidente tercero del Consell y hombre de la absoluta confianza de Camps, Juan Cotino, manifestaba ante las cámaras de Tele 5 a lo largo del día podría "haber algún tipo de reunión para valorar que es lo más conveniente en este momento", añadiendo que las transcripciones que se han conocido de los miembros de la trama Gürtel con Ricardo Costa "no son conversaciones que queden muy bien en un político". El vicepresidente del Consell reconoció la existencia de "una reflexión abierta entre las personas que están en esa grabación y el presiente del partido [Francisco Camps]".

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, fue más claro cuando subrayó que había llegado el momento "de hacer algo o de hacer algo" y advirtió de que "la fiesta en Valencia se acaba a las cuatro de la tarde de hoy", insinuando que la decisión de destituir a Ricardo Costa se produciría pronto. Pons, sin embargo, quiso ser cauto, y añadió que en el PP "a las dimisiones no se les puede poner plazo".

Las noticias sobre la inminente destitución de Ricardo Costa de la secretaría general del PP han dejado en un segundo plano los actos institucionales que se celebraron con motivo del Día de la Comunidad Valenciana. Francisco Camps, en su discurso, hizo una llamada a la "unidad en un momento complicado desde el punto de vista económico. Necesitamos de toda la sociedad, trabajadores, empresarios y representantes públicos para que nuestro impulso tenga mayor efecto". Camps añadió que a los valencianos "nadie nos ha regalado nada y nadie nos podrá arrebatar lo conseguido".

Por su parte el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte lamentó que el Día de la Comunidad Valenciana se celebrara en un clima de "anomalía democrática" y volvió a pedir la dimisión de Camps y la convocatoria de elecciones anticipadas. "El PP, dijo, ha violado todos los límites que defienden los principios de libertad, justicia, igualdad y pluralismo".

Contra "la apología de la corrupción"

NEUS CABALLER, Valencia

El Colectivo contra la Corrupción, formado por ciudadanos indignados con las ramificaciones políticas de la trama 'Gürtel' entre los que abundan artistas, diseñadores y profesionales liberales, y que cuenta con más de 6.500 adscripciones en su Faceboock, ha elegido el 9 d'Octubre, Día de la Comunidad Valenciana, para pedir la dimisión del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en una concentración a las 13.00 en la plaza de la Virgen de Valencia, frente al Palau de la Generalitat, acto que constituyó su primera actividad pública.

"En el Día de la Comunidad Valenciana, de nuestra tierra, tenemos la oportunidad de ver cara a cara a Camps y pedirle responsabilidades políticas por su implicación en la trama de financiación ilegal del PP", aseguró Reyes Matamales al frente de una pancarta que rezaba "No a la corrupció, Camps dimissió", con la que recibían a las autoridades y a los invitados a la recepción oficial en el Palau de la Generalitat. "Camps no sólo miente sino que además hace apología de la corrupción; no nos vamos a callar, queremos la regeneración democrática y política", añadió Matamales.

Más información