Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El órgano electoral de Caja Madrid desafía al juez

La comisión decide ignorar el auto y continuar el proceso

La rivalidad política en el mundo financiero puede ser una bomba con efectos multiplicadores. La comisión electoral de Caja Madrid decidió ayer por nueve votos contra cuatro continuar el proceso para reelegir al presidente, pese a que una juez había pedido su paralización. El tribunal decidió, la semana pasada, paralizar las elecciones hasta escuchar la opinión de Caja Madrid. La entidad fue denunciada por el Ayuntamiento de Madrid, que recurrió el reparto de miembros de la asamblea porque no le concedía la representación que creía adecuada.

El conflicto se inició cuando la Casa Real renunció a los 64 miembros que puede nombrar. Esperanza Aguirre, al frente de esa comunidad, se adjudicó la mayoría de ellos a costa de los del Ayuntamiento.

Los tres miembros del PP de la Comunidad, dos del PSOE, uno de IU y dos de CC OO Comfia entendieron que el auto sólo afecta a la representación del Ayuntamiento, por lo que convocaron otra reunión el miércoles próximo para seguir las elecciones. Tres miembros del PP por el Ayuntamiento, uno del PSOE y otro de CC OO de la línea oficial dijeron que la medida podía suponer un desacato judicial. Los votos de los representantes en litigio pueden decidir un puesto en el consejo y quizá también el nombre del presidente, ahora Miguel Blesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de octubre de 2009