El fiscal eleva a 10 millones de euros el "expolio" del Palau de la Música

Los acusados retiraron 1,5 millones en billetes de 500 a un mes de las autonómicas de 2003

El fiscal considera que el saqueo de las arcas del Palau de la Música supuestamente cometido por Fèlix Millet y Jordi Montull, el ex director administrativo, puede ascender 10 millones de euros. En la querella que ha dado pie a la investigación judicial se expone que entre marzo y octubre de 2003 se extrajeron en billetes de 500 euros un total de 2,3 millones de las arcas del Orfeó Català y de la Fundación Orfeó Català utilizando una doble facturación falsa. A esa cantidad han de añadirse otros 7,6 millones de euros que también pudieron desviarse entre 2004 y 2008 para provecho personal de Millet y Montull, según la querella de la fiscalía, conocida ayer.

El cálculo del fraude en 10 millones de euros que hace la fiscalía coincide con el realizado por los nuevos gestores del Palau, tal como informó EL PAÍS. Desde el 1 de agosto se está elaborando una auditoría de la entidad y los peritos de Hacienda designados por el juzgado continúan analizando la numerosa documentación intervenida por los Mossos d'Esquadra en el registro realizado en el simbólico edificio modernista el pasado 23 de julio.

Los ex tesoreros Álvarez y Duran figuran entre los cinco querellados

Cuatro meses después de que la fiscalía se querellara contra Millet, Montull y otras tres personas, el Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona levantó ayer el secreto de sumario del caso. El pasado lunes, el mismo magistrado Juli Solaz citó a declarar como imputados a Millet y Montull por los supuestos delitos continuados de falsedad en documento oficial y apropiación indebida.

La querella, que fue presentada el 10 de junio, se dirigía también contra Gemma Montull y otras dos personas que han sido tesoreros de las entidades desde las que se realizó el saqueo: Enric Álvarez y Pau Duran. El juez todavía no se ha pronunciado sobre su situación procesal, por lo que formalmente sólo son querellados.

La fiscalía explica que existe documentación bancaria que demuestra que se retiraron una infinidad de talones y que se realizaron reintegros en efectivo superiores a 60.000 euros entre 2004 y 2008. En concreto, en las cuentas bancarias del Orfeó se efectuaron 39 operaciones por un importe de 3,95 millones de euros, así como otros 27 reintegros de la Fundación Orfeó por 3,63 millones de euros. La fiscalía asegura que "dichas operaciones bien pudieran responder a una mecánica similar a la descrita" para el año 2003, en que se retiraron 2,3 millones de euros en billetes de 500 en 11 operaciones.

Cinco de esos reintegros -por 1,5 millones de euros- se realizaron entre el 13 y el 24 de octubre, coincidiendo con la precampaña y la campaña de las elecciones autonómicas que llevaron a Pasqual Maragall a la presidencia de la Generalitat.

Según la querella, Millet y Montull cometieron un "expolio patrimonial" del Palau sirviéndose de "una maraña de cuentas bancarias, justificaciones documentales mendaces y, en algunos casos, empresas pantalla". La consecuencia de todo ello es que convirtieron "fondos en dinero efectivo" y "lo hicieron desaparecer". Para justificar los reintegros se llegó a utilizar una misma factura girada por duplicado al Orfeó y a la Fundación Orfeó. Las facturas estaban emitidas por sociedades inactivas o que ya habían cobrado anteriormente esos mismos trabajos. Es decir, se pagó tres veces una misma factura

La fiscalía solicitó del juez el pasado 8 de septiembre que investigue también otros pagos al portador realizados entre 2007 y 2009, así como obras y reformas en viviendas particulares de algunos querellados que se facturaron al Orfeó.El fiscal expone con detalle en la querella que las sociedades pantalla empleadas para justificar el saqueo del Palau de la Música estaban inactivas, no pagaban impuestos y estaban administradas por ancianos. Así, explica que CBM 10, SL, y Horencat, SL, "difícilmente podrían haber realizado obra alguna pues presentaban un perfil completamente plano". La primera de ellas no declaraba el impuesto de sociedades ni el IVA, y actualmente está desaparecida. El administrador que nombraron tenía 75 años y había fallecido cuando se realizaron los pagos de 2003.

Horencat, SL, no tenía declarada ninguna operación con el Orfeó ni la fundación, y se liquidó en 2003. El IVA de las operaciones tampoco se declaró. Sobre Triobra, SA, el fiscal asegura que modificó las facturas para dar visos de legalidad ante la Agencia Tributaria, al igual que ocurrió con las sociedades Manteniments Integrals FM2 y FM2 Instal·lacions, SA.

En la querella también se afirma que no es cierto, contrariamente a lo que dijeron Millet y Montull, que se destinasen 600.000 euros en billetes de 500 a pagar en negro las actuaciones musicales en el Palau. El fiscal asegura que resulta tan anómalo como inusual que "afamadas orquestas" cobren en dinero negro sin ninguna factura. Sólo en algún caso consta un recibí de alguien anónimo, al margen de que no coinciden la fecha de cobro de los cheques y los supuestos pagos.

Por lo demás, en la querella se admite que "por el momento" se desconoce cuál fue el destino final de los fondos sustraídos. Para el fiscal Emilio Sánchez Ulled el saqueo tiene una "gravedad añadida" por la "relevancia cultural" del Palau y por las "cuantiosísimas subvenciones y otras aportaciones públicas" y particulares que nutren el Orfeó. De ahí que los hechos provoquen "un gravísimo perjuicio a la generalidad de los ciudadanos", dice.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50