Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación judicial del 'caso Gürtel'

"Correa me dijo que me refiriera a él como Don Vito"

"Yo me limito a hacer lo que me dicen. Me lo mandaba Pablo Crespo y, en otras ocasiones, Francisco Correa", declaró José Luis Izquierdo, contable de la trama Gürtel, el 13 de febrero ante Baltasar Garzón. Y lo repitió varias veces, con otras palabras. El contable, testigo fundamental del caso, quiso dejar claro que él sólo cumplía órdenes. Hasta en los detalles. "En cierta ocasión, el señor Correa me dijo que cuando me refiriera a él me refiriera como Don Vito", desveló Izquierdo. Así que en la contabilidad, el presunto cabecilla de la red es D. V. I. T. O. "Para que vea que yo sigo al pie de la letra sus instrucciones".

"A mí me dicen: 'oye, anota...". Lo que anotaba el contable, y quedó recogido en su pen drive, eran las cantidades que la red pagaba a políticos del PP para conseguir, supuestamente, favores urbanísticos y contratos. Izquierdo confirmó al juez cada uno de los pagos -"Crespo me dio un sobre con 120.000 euros que le iban a entregar a Alfonso Bosch [diputado en Madrid]", "Los 240.000 euros a Alberto López Viejo [son] de cajas B, de cajas de seguridad"-, aunque sostuvo que ignoraba el porqué: "Nunca nadie me ha dicho a qué se deben esas operaciones".

Respecto a la "relación de facturas pendientes con Alejandro Agag" que aparece en el pen drive, el contable explicó que el yerno de José María Aznar "pedía servicios de viajes a la agencia Pasadena pero no los liquidaba en el momento". "¿Le consta que los haya liquidado?", inquiere el juez. "Eso es un tema de contabilidad de Pasadena, pero yo estoy seguro de que sí. No figura como deudor".

Las entregas de dinero las preparaba el propio Izquierdo, salvo las muy elevadas, por ejemplo algunos pagos de 300.000 euros. "Las hacía en ese caso Pablo Crespo o el señor Correa, y a mí me decían que anotase el dato".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 2009