Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El deterioro del mercado laboral

La destrucción de empleo vuelve a acelerarse en EE UU

El paro se duplica en dos años y llega al máximo desde 1983

Los estadounidenses están preocupados por la seguridad de su puesto de trabajo. Y tienen motivos. La destrucción de empleo se aceleró en septiembre, con 263.000 contratos rescindidos, 62.000 más que en agosto. A las listas de paro se sumaron, entre tanto, 214.000 personas, lo que colocó el desempleo en el 9,8% de la población activa.

La tasa de paro está a su nivel más alto desde junio de 1983, hace 26 años. Pero si le suman los desempleados que ya no buscan trabajo de forma activa (2,2 millones), o los que se vieron obligados por su empresa a trabajar a tiempo parcial (9,2 millones), el índice de desempleo sube al 17%, dos décimas más que en agosto.

Wall Street contaba con una moderación en la destrucción de empleo. Pero la economía cerró el tercer trimestre muy débil. El mercado laboral lleva 21 meses seguidos de contracción, con 7,1 millones de contratos perdidos. El número de parados subió durante la recesión en 7,6 millones, hasta los 15,1 millones, duplicando la tasa de paro en tan sólo dos años.

Los grandes destructores de empleo son el sector de la construcción, que perdió 64.000 puestos de trabajo, y la industria, eliminó 51.000 ocupados. El comercio se dejó 39.000 en septiembre. Y el Gobierno, que se supone crea empleo en periodos de crisis, destruyó 53.000 puestos de trabajo, la mitad de ellos en el ámbito local por el déficit de las administraciones, obligadas a cortar sus programas de gasto.

De las 271 industrias analizadas, el 32% están contratando. Es tres décimas menos que en agosto. A partir de todo esto, Wall Street teme por una recaída en la recesión, por el impacto de la pérdida de empleo en el consumo. Y preocupa que los estímulos no estén teniendo el efecto que se esperaba.

El presidente Barack Obama ya advirtió hace unas semanas que podría haber un deterioro en los próximos meses. "Sabemos que la tasa de paro superará el 10%", admitió la secretaria de Empleo, Hilda Solís, que reconoció que crear empleo es "muy difícil". "Esta recesión es horrible, los números no tienen precedentes", remachó.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, advirtió el jueves que mientras la economía crezca por debajo de su potencial (a una tasa del 3% del producto interior bruto), no se crearán empleos netos en Estados Unidos, y so no se prevé que ocurra al menos hasta el año próximo. La actividad se contrajo un 0,7% en el segundo trimestre y se espera repunte por encima del 2% en el tercero y el cuarto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de octubre de 2009