López garantiza más dinero a la UPV, pero le reclama que lidere el cambio económico

El 'lehendakari' cree "urgente" más presencia de la Universidad en la I+D+i

"Si creen que el conocimiento es caro prueben cuánto cuesta la ignorancia". El rector de la Universidad del País Vasco (UPV), Iñaki Goirizelaia, hizo ayer suya la frase de Abraham Lincoln, uno de los presidentes de Estados Unidos más famosos de la historia, en la apertura del curso académico 2009-2010 en el Palacio Miramar, en San Sebastián. Con ella quiso reivindicar la inversión para el conocimiento en un momento como el actual de crisis, donde la tentación de reducir el gasto público podría conllevar recortes en la enseñanza superior. "Apostar por el conocimiento es la inversión más rentable y segura que nos quepa imaginar", enfatizó el rector de la universidad pública en su discurso de apertura.

Celaá: "La UPV debe revertir a la sociedad lo que de ella recibe"

Más información

El recordatorio estaba de más, por lo que se desprende de los discursos del lehendakari, Patxi López, y de la consejera de Educación, Isabel Celaá. Ambos garantizaron que el Gobierno vasco mantendrá como una de sus prioridades la potenciación de la enseñanza superior y la investigación y, por lo tanto, aumentará la financiación de la UPV. A cambio, López reclamó a la universidad pública que encabece el cambio económico y social que precisa el tejido productivo de Euskadi para continuar siendo una comunidad plenamente competitiva.

El lehendakari abundó en que "no hay mejor inversión, ni mejor herramienta, ni instrumento, para garantizar nuestro futuro que la educación", lo único que "garantiza la ciudadanía plena y la igualdad de oportunidades". "Sólo la educación, la innovación y la investigación garantizan que podamos salir a competir en un mundo globalizado y que nuestros productos tengan el valor añadido que necesitan para conquistar mercados", recalcó. Y ésa es la responsabilidad de la UPV, advirtió.

La mayor presencia de la Universidad en el campo de la investigación y la innovación resulta especialmente urgente para López . De lo contrario, no será posible avanzar "hacia los grandes retos" que tiene planteados la sociedad vasca. En esta línea de potenciar la I+D+i enmarcó el proyecto del Ejecutivo de combinar y concentrar todos los esfuerzos que se realizan en actividades de investigación y desarrollo para evitar "duplicidades e ineficiencias". La plasmación práctica llegará en el futuro Plan Universitario para el cuatrienio 2011-2014 en el que Gobierno y UPV deberán "sintonizar sus objetivos".

La consejera de Educación siguió la misma senda que el lehendakari. Celaá resaltó que la UPV supone una "apuesta estratégica" del Ejecutivo, por lo que contará con un sistema de financiación estable. ¿La contrapartida? Un mayor nivel de exigencia en el campo de la investigación. "La UPV está obligada a revertir a la sociedad lo que de ella recibe. Tiene que ser el motor del progreso y fuente de iniciativas. Euskadi tiene que ser competitiva en el mundo y, aunque no pueda alcanzar la excelencia en todo, sí lo puede conseguir en algunas áreas. A eso debe contribuir la UPV", enfatizó. La puesta en marcha de un gran pacto educativo en el que se impliquen las universidades, instituciones y la sociedad es la otra apuesta de Celaá. "Se trata de sumar proyectos e ideas", resumió.

El rector Goirizelaia reconoció que potenciar la investigación es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la institución que dirige y que este curso ha aumentado en un 9% el número de alumnos nuevos con relación al anterior. La implantación de los estudios de grado impuestos por el proceso de Bolonia, que empezarán a aplicarse en el curso 2010-2011, y la adaptación de los profesores a las nuevas tecnologías, así como a la diferente forma de dar clase, son los otros desafíos.

Para facilitar la labor investigadora, anunció la creación de unidades de investigación y formación. "Hay que crear una estructura institucional adecuada y competitiva, donde investigar resulte fácil", incidió el rector. Lo que sí lamentó es que la UPV es la universidad estatal con la peor ratio de personal de administración y servicios por profesor o por estudiante. Por ello adelantó que abordará una ampliación de la plantilla de personal técnico en 108 plazas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de septiembre de 2009.